ENTENDER QUE EXISTE UN GOBIERNO MUNDIAL

Posted in Uncategorized on julio 5, 2020 by jmrmesas

ENTENDER QUE EXISTE UN GOBIERNO MUNDIAL

¿PODRÍAN LOS EXPERTOS A AYUDAR A LOS CIUDADANOS DEL MUNDO

ENTENDER EL INFORME ZURICH SOBRE LAS TRANSNACIONALES?

Mi apunte anterior lo titulé ¿Quien teme al gobierno mundial?, dando por supuesto que todo el mundo, es decir, la izquierda con formación técnica y universitaria, comprometida políticamente acepta que ese informe es de hecho, el gobierno mundial, sin darme cuenta que la verdad de ese muy técnico informe oculta el entramado en una densa literatura que requiere recorrer los enlaces y gráficos que se adjuntan para llegar a darse cuenta del funcionamiento de ese gobierno radica en el núcleo, sólidamente estructurado en el que todos los bancos importantes están fuertemente unidos por participaciones accionariales de todos con todos, y que en ese núcleo tienen mayoría las empresas anglosajonas, especialmente el complejo militar industrial de EEUU.

El funcionamiento de la economía que es mundial, pero que los jefes nacionales, tanto económicos como políticos, muy asustados por la importancia política que tiene la sociedad, aunque esta, al carecer de una articulación política autónoma, independiente, insisten en el nacionalismo como garantía de control, de su control, sobre el escenario mundial, sobre el que sí comparten criterios coincidentes porque de otro modo la sociedad se terminará organizando contra ellos, así que insisten en el nacionalismo mientras la izquierda no se atreve a reclamar su internacionalismo.

Me han parecido muy explicativos los dos últimos artículos de Tousaint y sus asociados sobre la trampa de la deuda y sobre el funcionamiento del sistema bancario socializado, pero hay dos temas que están en relación y que no podrán asalir adelante sin una increíble labor de explicación y movilización popular.

La socialización de los bancos será imposible si los líderes, los dirigentes de las dos centrales sindicales —UGT y CCOO— están disueltos en una plataforma de intelectuales organizados para que en esta crisis no se deje a nadie atrás, algo que ennoblece a los intelectuales pero no a los sindicalistas que tienen que hacer de los sindicatos herramientas de movilización popular porque de otro modo jamas el gobierno de Pedro Sánchez recibirá el empujón necesario para gravar a las grandes propiedades, a los grande propietarios, y mucho menos para socializar los bancos españoles todos los bancos situados en el territorio estatal.

Para que esta situación pudiera darse sería necesario desarrollar una serie de explicaciones articuladas con movilizaciones que aclarasen todos los temas importantes relacionados con el funcionamiento del dinero que se mueve en las empresas, tanto la financiación publica como la privada, pues sin estas explicaciones no habrá una movilización popular independiente capaz de empujar al gobierno a ir más lejos de lo que quiere llegar, y eso significa tocar todos los temas relacionados con la economía y con el Estado, y aun más.

Si se socializa la banca en cualquier Estado de Europa, o de la Unión Europea se hace necesario construir la nación obrera de Eurasia por encima de los Estados de Europa, o no habrá socialización de los bancos, pero aun más, no habrá socialización de los bancos, algo que solo está en la cabeza del Comite pour l´abolition des dettes ilégitimes y algunos que otros desquiciados, si ningún sindicato se compromete a organizar una Conferencia Internacional de Sindicatos Obreros para acordar medidas comunes contra la crisis, tarea que de asumirlas UGT y CCOO, podrían asociar a las centrales minoritarias como CNT, CGT y otros que, sin dudar daría un vuelco a la situación mundial —sin dudar, de Europa— y seguramente contaría con los intelectuales de la plataforma en la que se han incardinado los dirigentes sindicales, como si su situación sindical fuera la de simples afiliados y no, los secretarios generales.

LA REVOLUCIÓN AMERICANA FUE LA COLONIZACIÓN DE AMERICA

POR LOS PILGRIM FATHER

La sobreactuación nacionalista es especialmente repugnante en la campaña electoral del partido del presidente Trump. Este individuo, empeñado en ir sin mascarilla está causando una catástrofe sanitaria a todos los estadounidenses y a sus vecinos animando a sus partidarios a saltarse todas las normas elementales de protección, pero lo más repugnante es la defensa de la revolución americana. Su ultimo mitin realizado a los pies del Monte de los Presidentes, el Monte Rushmore es un claro ejemplo de lo que fue y es la revolución americana “No se equivoquen, esta revolución cultural de izquierda está diseñada para derrocar a la revolución estadounidense”.

Ese eslogan es el grito desesperado de la burguesía de EEUU que reconoce implícitamente que cualquier progreso pasa por la revolución social, porque el hecho de que todas las empresas que vuelcan su publicidad en facebook la amenacen con retirarla por los criterios restrictivos para con los usuarios pobres, expresa el miedo a sus ciudadanos, igual que la burguesía de Europa teme a su población pobre, igualmente atomizada en Estados independientes, con el agravante de tener lenguas distintas, en eso, los estadounidenses pobres lo tienen más fácil que los europeos pobres.

En ese mitin, Trump glorificó la revolución americana que fue un calco de la colonización de África y Asia por los europeos y que los padres peregrinos tradujeron en América exterminando a los pieles rojas, los indios, y esclavizando a los negros. Por cierto, no lejos del lugar del mitin hay otro monumento al jefe sioux caballo loco, Tashunka witko, en la lengua sioux, sin que de sus labios saliese un recuerdo para los primitivos pueblos de América, ni para los miles de negros llevados a las plantaciones para esclavizarlos. La revolución americana fue, en conclusión, la expropiación de América del norte por el blanco, anglosajón, protestante, y cualquier embellecimiento del hecho lo desmiente la brutalidad de la policía con los negros y latinos. Las muestras de solidaridad de las empresas contra el racismo no es otra cosa que disimular el miedo a que esa población empobrecida, explotada y contagiada se de cuenta de su poder y demande el poder que le robaron.

SIN PEDAGOGIA NO HABRÁ REVOLUCIÓN

Sí. Existe un gobierno mundial. Lo demuestra el informe Zurich del año 2012, pero sin un decidido esfuerzo de la izquierda por hacer pedagogía, para demostrar con los datos, que quienes tienen el control de los gobiernos son empresas del tipo Black Rock, no podrá haber una respuesta, racional de los ciudadanos del mundo coaligados del mismo modo en el que está coaligado el capital a través de las transnacionales.

Ese informe Zurich demuestra que la estructura económica se llevó a cabo en el transcurso del tiempo ante la pasividad de la sociedad que confió en que los gobiernos de los Estados nacionales defendían los intereses nacionales, cuando unicamente dejaban hacer a los ricos, a los banqueros, ¿creen acaso que la ciudadanía osará moverse sin comprender la complejidad de esa red y su poder?. Eso supondría que la ciudadanía es un títere sin capacidad de análisis, cuando en realidad lo que ocurre es que se le ocultan los datos.

Sin comprender que el poder alcanzado por las fuerzas productivas actuales tiene características cósmicas, y que en manos de un individuo como Trump, que le puede ordenar al rey de Arabia Saudí que suba o baje el precio del petróleo, o en 24 horas deja de ser rey, no es posible esperar que la ciudadanía se mueva, es pues, imprescindible esa labor pedagógica, que al iniciarse también es una movilización política de alcance mundial.

Es imprescindible entender y explicar que una élite muy poderosa tiene en sus manos instrumentos muy poderosos como nunca antes en la historia ha tenido el poder, como lo es el Big Data y como lo es el propósito de informatizar la escalera al cielo que representa informatizar la doble hélice del adn, algo que no es posible dejar en mano de ninguna empresa privada, con poderes para diseñar la vida a voluntad, algo que tiene que ser patrimonio de toda la humanidad, negros, cobrizos, amarillos y blancos, y la responsabilidad que la izquierda contrae dejando hacer a la burguesía supera en mucho la cobardía intelectual de votar los créditos de guerra de 1918.

La izquierda no puede adoptar la cínica actitud del economista Niño Becerra que es consciente del final del capitalismo, pero se lava las manos como si ese final no fuera con él, como si viviera en otra dimensión. La profundidad de la pandemia convenientemente estudiada es la demostración de que la burguesía no renuncia a su poder, aun al precio de acabar con la cantidad de vidas que sea necesario. Por el contrario, la izquierda inconsecuente, falta de enseñanza, falta de pedagogía, falta de la necesaria teoría capaz de entender los meandros por los que pasa el proceso histórico, renunció a Bakunin, renunció a Anselmo Lorenzo, renunció a Malatesta, renunció a Fernando de los Ríos, renunció Kaustky, renunció a Lenin, renunció Trotsky, renunció a Marx, y pronuncia los nombres de Liebknecht y Rosa Luxemburgo como fetiches.

La izquierda no pretende acabar con la vida de nadie, solo pretende acabar con las clases sociales y esa es nuestra fortaleza, por eso al animar a los dirigentes obreros ha hacer uso de sus instrumentos de clases, partidos y sindicatos, estamos animando a luchar por la vida de todos los pueblos, no contra ellos.

jmrmesas

cinco de julio de dos mil veinte

¿QUIEN TEME AL GOBIERNO MUNDIAL?

Posted in Uncategorized on junio 30, 2020 by jmrmesas

ALGUNAS REFLEXIONES OPORTUNA O INOPORTUNAS

DEPENDIENDO DEL TALANTE DEL PODEROSO CENSOR

Como no hago poesía no diré aquello de Anacreonte, mientras se ahogaba con la pepita de una uva “jamas Roma tendrá un patriota como yo” pero de momento, respiro bien aunque siempre tengo presente que llegara, me llegará la hora de que me falte el aire. Consuelo, como a todos.

Por ahora estamos saliendo de un apuro pandémico, pero estamos metido en una no guerra de nuevo cuño que consiste en guerrear sin declarar guerra, o lo que es igual, todo consiste en mantener en la inopia a los pueblos, todos los pueblos, paganos todos de todas las guerras, proxis o no, porque una élite de gobernantes, expertos certificadores en la verdad que puede ser revelada, científicos y brujos y magos de todo calibre se encargan de pre digerir lo que es conveniente que se crea, porque todos, y cuando digo todos, quiero decir, burgueses de todos los continentes, neoburgueses rusos y burócratas chinos saben que esta no guerra biológica es mejor que una guerra por un dudoso reparto imposible, para el que no hay alternativa económica diseñada sin deconstruir toda superestructura internacional, que es lo que se percibe de las elecciones USA y eso causa pesadillas, porque todos, y cuando digo todos, me estoy refiriendo a estrategas, politólogos, filósofos, pensadores, y por supuesto, todos los gobiernos, que este cuento, es lo que se tiene y se debe decir para no alarmar a todos nosotros, al pueblo, a los pueblos del mundo mientras encuentra cómo llegan a un acuerdo gatopardiano.

La pandemia es esta no guerra que será tan profunda como la crisis por la que atraviesa el modo de producción de mercancías, porque su funcionamiento económico ha llegado al tope de utilidad histórica y mientras los expertos tratan de reanimar una maquinaria que necesita nuevas ideas, incapaces de reconocer, ellos, que esta estructura económica tiene que cambiar, la forma que toma la crisis económica se manifiesta en una batalla política en el corazón del sistema EEUU, de cara a las próximas elecciones de noviembre, que tiene una gama de diversas facetas, social reconocible, en el desapego de sus ciudadanos por las maneras políticas, de ahí las comunas organizadas en diferentes ciudades y en todas ellas, el rechazo a la brutalidad policial, el rechazo al racismo.

Otra de las faceta, dentro de la propia administración son los choques entre diferentes departamentos, entre fiscales, de un lado, entre el poder federal y los Estados, de otro, y otra más son las que expresa el secretario económico, Mnuchin, de cara al interior, negando explicar cómo se han distribuido las ayuda de la Fed. De cara al exterior, las amenazas a la Unión Europea, de retirarse de las negociaciones porque la Unión Europea no le quita la vista a la necesidad de gravar a las tecnológicas USA.

La faceta más clara de ellas es la faceta militar. Una es el enfrentamiento por la actitud de Trump a sacar al ejercito para hacer labores de policiales, que ante los propios ciudadanos estadounidenses, se confirma que ellos no son diferentes de los ciudadanos donde su gobierno tiene tropas, Iraq, Afganistán, que molesta y deja sin argumentos a sus generales.

La otra es la posición respecto del comportamiento del conjunto de los mandos del grupo naval centrado en el portaaviones Theodore Roosevelt, que ha escogido al capitán del portaaviones, para castigarlo con ejemplaridad, pero que es acompañado de todos los jefes militares, incluido el contralamirante jefe del grupo naval, porque los altos jefes de Washington esperaban que la pandemia hiciera aflorar la actitud de combate de esta unidad, tomada como referente, y lo que ha hecho aflorar ha sido el desacuerdo entre la política que practican sus dirigentes y la ausencia de directrices, porque si ellos que son los agresores tradicionales, no observaban comportamientos agresivos, en los potenciales enemigos chinos, que habían enfermado antes que ellos, ¿qué razón había para suponer que eran agredidos por su propio gobierno tomándoles como cobayas?

Aun era pronto para notar que su comandante en jefe, Trump, anda por ahí sin mascarilla, cuando dentro del personal de la Casa Blanca ha muerto personal por contagio de covid 19, y aún más, cuando los contagios no remiten sino que aumentan. Eso quiere decir que ahí está la vacuna de Kawaoka, es decir, Trump y su vicepresidente están vacunados, lo que significa que había una acuerdo tácito para comenzar la no guerra experimental.

Hay aún otra faceta, que es la que enfrenta a la propia burguesía que es la que representa los viejos negocios inmobiliarios tipo Trump y los nuevos negocios de la era Apple y MicroSoft que es más sibilina.

Creo que los datos que he tratado de aportar en apuntes previos para que los lectores enjuicien lo que digo (los censores me leen porque me censuran), con una información, que está en la red, pero al estar dispersa, reunirla supone un trabajo que para un lector apresurado puede quedar olvidada por muchas y por múltiples consideraciones, impidiéndoles poder precisar su juicio, por eso, casi desde el principio la epidemia detectada en Wuhan me pareció una maniobra política del complejo militar industrial destinada a paralizar a China. Aunque en esos primeros momentos no percibí el alcance ni la relacioné con los trabajos del virólogo de la universidad de Madison en Wisconsin, EEUU, profesor Kawaoka, porque no percibí que la hondura de la crisis económica no era otra más, era y es la crisis que demandará medidas del conjunto de la humanidad para superarla.

Este señor Kawaoka fue seguido por el periódico The Independent porque investigaba el origen de la gripe de 1918 durante años hasta lograr crear una proteína que no está presente en la naturaleza y cuya composición no la dio a conocer, lo que suscitó la crítica de otro reputado virólogo, creador de 4 vacunas, el profesor Plotkin, que argumentó que ninguna empresa invertiría en algo que no está presente en la naturaleza y que por tanto ninguna empresa tendría ninguna oportunidad de reembolsarse la inversión.

Una investigación como la de Kawaoka, que consume sumas de dinero sin posibilidad de una recuperación comercial, que se hace en un laboratorio montado especialmente para él, con el conocimiento del gobierno que acoge las instalaciones debe tener una finalidad, que el gobierno que acepta el programa de investigación asume como útil, para fines de diversa consideración (arma biológica), por ejemplo, siendo posible encontrarle alguna aplicación en un futuro.

Esta es la no guerra en forma de pandemia, y será tan dura y profunda como dura y profunda sea la permanencia del capitalismo especulador financiero, que no tiene futuro más que matando.

Considerar que los ciudadanos, los trabajadores, el pueblo llano, por el hecho de no poseer titulación académica no es capaz de razonar o de notar las contradicciones que saltan en los titulares de prensa no es bueno para el funcionamiento del sistema porque al final, las gente monta sus propias estructuras, sus comunas como las de Seattle, por ejemplo, porque termina no creyendo lo que viene del poder.

Veamos un caso nacional, el señor Torres Lopez dice, “Si la ciudadanía no ejerce de contrapoder, las grandes corporaciones tendrán más autoridad en detrimento del Estado” lo que es muy cierto, pero en la entrevista a la pregunta “Respecto a los efectos económicos del coronavirus, ¿podríamos hablar de una crisis coyuntural y no estructural?

El cierre de la actividad ha sido pasajero, pero dependiendo de las medidas adoptadas puede ser que el efecto de la clausura se prolongue durante más o menos tiempo. En todo caso, no es estructural, pues la circunstancia es exógena y sobrevenida. No tiene que ver con la estructura económica, sino que ha sido un cierre causado por la enfermedad con unos efectos tremendos.

Sobre si exógeno o endógeno recomiendo leer, a los lectores, no al señor catedrático, este articulo de otro economista, para que el lector pueda hacerse una idea más precisa, y que trata de la ficción de crear dinero sin crear valor de cambio.

Sin entrar en más consideraciones, esta afirmación está en contradicción con lo que dice al principio, es decir, no encontré explicación en la entrevista pues si es necesario, ahora, la movilización de la ciudadanía para contrarrestar la autoridad de las grandes corporaciones, en detrimento del Estado, que repito, no fui capaz de encontrar en la entrevista ¿por qué es así, ahora y no antes? La respuesta inevitable es que debe ser porque hay causas estructurales ahora, que antes no había.

Desde que este señor, siendo un niño jugaba a las bolas, la estructura económica de la sociedad ha variado mucho. Eso ya supone causas estructurales en la producción, pero hay algunas imposibles de negar que afectan a la producción de forma notable, una es internet, y la otra es la telefonía móvil y otra aun más reciente la red 5G, en la que EEUU va con retraso. Como este caballero es catedrático de economía, no creo que me contradiga en estas afirmaciones.

¿CÓMO ACABAR CON LAS ARMAS DE DESTRUCCIÓN MASIVA?

Groso modo el comercio de armas representó 420 000 millones de dólares de beneficio en 2019, un muy jugoso negocio para el que no ha habido ningún tipo de restricción ni antes, ni durante la pandemia y seguirá siendo rentable mientras domine el impulso agresivo, presente en la naturaleza y que el ser humano ha ido modificando en el proceso de civilización. Solo profundizando este aspecto será posible atemperar el impulso agresivos que tenemos los humanos, si consideramos que la enemistad no puede desembocar en la violencia, ni personal y mucho menos política, y eliminar un negocio tan beneficioso a la reducida élite de propietarios supone un notable esfuerzo común de entendimiento entre los poderes litigantes, que no olvidemos, defienden intereses personales elitistas manipulando a los pueblos, y eso, desde luego, eso supone acabar con las fronteras, barreras para los pueblos pero transparentes e inexistentes para los capitales.

¿Quien teme al gobierno mundial? Todos los gobernantes que hacen de su capa un sayo, es decir, si endentemos que las fronteras, hoy, no son más que barrearas para pobres. Si entendemos que es más cómodo para esos gobiernos recibir recomendaciones admonitorias, que obedecer leyes comunes sancionables, de las que deberían responder ante una ONU, de verdad, y no de pacotilla, entonces el gobierno mundial, los gobiernos de los Estados quedarían atados en corto, y la ciudadanía de esos Estados tendrían un poder mucho más acrecentado, que los gobernante no podrían burlar. De hecho existe un gobierno mundial, que es el que está fracasando en esta crisis y que ha necesitado una pandemia para recomponer su modus operandi, su economía artificial y especuladora. La economía de casino llegó a la bancarrota y nosotros que no jugábamos, sino que éramos jugados, hemos de pagar el fracaso de los dirigentes, porque en realidad, este gobierno mundial mantiene la ficción de las soberanías estatales, que se mantienen mientras no contravengas las normas que te imponen.

Es importante enterderlo bien. Estados Unidos ha tenido la dirección del mundo desde el final de la segunda guerra mundial. Su moneda es la moneda del comercio mundial y sus decisiones han hecho un mundo a su medida. Pone sanciones a otros Estados y una gran mayoría del resto de países respetan la decisión. Cuando se aceptan criterios económicos y/o políticos existe un gobierno mundial, de hecho, pero es más cómodo pensar que somos soberanos, y mientras esta ficción exista el comercio de armas, el chantaje de las armas de destrucción masiva será el negocio reservado a los burgueses para evitar que la economía sirva al pueblo y no al mercado.

Para el complejo militar industrial de la administración Obama, esta había calculado el gobierno mundial de un modo sutil en base a los tratados comerciales transatlántico y transpacífico, con cierto sentido basado en la competencia, pero quienes tenían el poder eran las transnacionales de EEUU. Cuando existía competencia mercantil entre las burguesías nacionales, el mercado exhibía comportamientos que tenían un cierto sentido de equilibrio, de contrapoder, que se perdió tan pronto como los monopolios y la fluidez de las comunicaciones y el transporte imponían condiciones comerciales monopolistas, por eso, el señor Torres Lopez habla con acierto de contrapoder popular frente a las corporaciones, porque el gobierno del mundo estaría controlado por transnacionales, como demuestra el informe de la universidad de Zurich, que he citado en varias ocasiones, que revela incluso como sin tener la mayoría, las transnacionales dominan, y al que los expertos nunca se refieren para no cogerse los dedos.

EL CONTROVERTIDO ASUNTO BILL GATES

No todos los burgueses tienen el mismo peso, ni la misma importancia y en estos momentos el peso especifico, el peso político del tipo de negocio que representa Trump —especulación inmobiliaria— está en claro retroceso frente al tipo de negocio que representa Bill Gates —industria informática— y que además quiere informatizar el adn (por cierto, el adn, o dna, según quien sea el hablante, está patentado, algo que por ley debía ser ilegal y perseguible –no se puede patentar la vida–), algo que en sí mismo no está mal, pero este tipo de investigaciones científicas, que afectan a lo que somos la humanidad, ni puede ser patentado, ni puede ser modificado sin un consenso muy estudiado que solo será posible en una sociedad donde el modo de producción no sea el capitalismo donde el rico elija y el pobre no tenga opciones.

Bill Gates, como empresario industrial esta asesorado por técnicos de todas las ramas, de todos los países, con la que trabaja su industria y ha emprendido varios proyectos que reciben financiación publica en relación con posibilidad de almacenar información en el adn que es este enlace anterior que transcribo “La cantidad de datos digitales producidos ha superado durante mucho tiempo la cantidad de almacenamiento disponible. Este proyecto permite el almacenamiento de datos a nivel molecular en moléculas de ADN aprovechando los avances de la biotecnología en la síntesis, la manipulación y la secuenciación del ADN para desarrollar el almacenamiento en archivos. Los investigadores de Microsoft y de la Universidad de Washington están colaborando para utilizar el ADN como un medio de almacenamiento de alta densidad, duradero y fácil de manipular.

La demanda de almacenamiento de datos está creciendo exponencialmente, pero la capacidad de los medios de almacenamiento existentes no se mantiene. La mayoría de los datos del mundo hoy en día se almacenan en medios magnéticos y ópticos. A pesar de las mejoras en los discos ópticos, el almacenamiento de un zettabyte de datos todavía requeriría muchos millones de unidades, y utilizaría un espacio físico significativo. Si queremos preservar los datos del mundo(la negrita y el subrayado es mio), tenemos que buscar avances significativos en la densidad de almacenamiento y la durabilidad. El uso de ADN para archivar datos es una posibilidad atractiva porque es extremadamente denso (hasta aproximadamente 1 exabyte por milímetro cúbico) y duradero (vida media de más de 500 años).

Aunque esto no es práctico todavía debido al estado actual de la síntesis y secuenciación del ADN, estas tecnologías están mejorando bastante rápidamente con los avances en la industria biotecnológica. Dados los inminentes límites de la tecnología del silicio (fin de la Ley de Moore), creemos que el silicio híbrido y los sistemas bioquímicos merecen una seria consideración. La biotecnología se ha beneficiado enormemente de los avances en la tecnología del silicio desarrollada por la industria informática; ahora es el momento de que los arquitectos informáticos consideren la incorporación de biomoléculas como parte integral del diseño informático.

Esta nota que he transcrito pertenece a este articulo (que no he podido acceder y pido disculpas a los lectores y espero que comprendan lo que supone para un bloguero independiente acceder a información controvertible, cuando no se poseen medios) de un periódico de EEUU del año 2015 que tiene varios enlaces, sobre este nuevo aporte a la estructura económica, que se uniría a las anteriores aportaciones a la estructura económica precedente, sobre la que los economistas marxistas evitan pronunciarse sobre las fuerzas productivas porque estas nos llevan a entender el significado del materialismo histórico, y un economista no puede interpretar el sentido profundo que afecta a ladoctrina eso es materia que afecta al órgano colegiado que expresa al sujeto colectivo, y como este órgano colegiado ya no existe, no existe la internacional marxista que hay que construir, y que estos avances científicos significarían notables saltos cualitativos, nunca recogidos en la superestructura que informa y recoge los valores éticos que dan sentido a la civilización, podría entenderse que no quieran correr riesgo de convertirse en oráculos.

¿EPILOGO?

Toda obra tiene su final, así que haciendo balance desde la crisis de 2008 que me animó a escribir porque no veía ninguna explicación convincente a aquella crisis, de parte de los partidos obreros y autores mediáticos que tenían mi confianza, tengo que reconocer que esta medida me ha supuesto un notable conocimiento del momento histórico que vivimos, y que estoy tratando de difundir por si pudiera servir a otros.

La atención que en estos momentos suscitan las elecciones en EEUU se debe a una cierta percepción de una sociedad que se deshace y con ella, un cierto enfoque del mundo actual, pareciendo que el complejo militar industrial de EEUU, su muy bien estructurada burguesía, son los malos de la película, pero nada más lejos de la realidad, porque ellos no podrían haber avanzado sin la colaboración y aquiescencia de la burguesía EUROPEA, no solo de la Unión Europea, sino de la de toda Europa, en su conjunto.

La no guerra biológica se extenderá mientras se vayan definiendo los criterios de una economía de tránsito (no se puede olvidar que los trabajos de Kawaoka estuvieron a la par con los del virólogo Ron Fouchier del Centro Médico Erasmus de Rotterdam), y en este hipotético periodo de búsqueda y orientación la clase obrera, el pueblo trabajador deberá de jugar sus bazas con determinación o de lo contrario, el poder de la élite será la elija quien vive, que pueblos, que naciones y en qué condiciones.

En esta no guerra, que no es entre las naciones es del complejo militar industrial de EEUU y las burguesías y sus gobiernos representativos de todos los países contra el genero humano, la clase trabajadora se encuentra representada, a escala mundial por el grito de basta ya que representa el Black Lives Matter. Si esta divisa, si esta bandera nucléa al pueblo trabajador de todos los países, de hecho y de derecho estará recogiendo la antorcha de la lucha por la liberación de los pueblos.

No me resisto a recoger este articulo en el que el autor, mezclando churras y merinas muestra, tirando de la manta el sacrificio de la izquierda extraparlamentaria sacrificada a la mayor gloria del entendimiento interclasista: los Ebert y Noske dejaron émulos en todos ámbitos.

jmrmesas

veinticuatro de junio de dos mil veinte

los censores deben estar de vacaciones estivales porque he podido publicar otra vez este blog

Soberanía

Posted in Uncategorized on junio 3, 2020 by jmrmesas

SOBERANIA

El titulo puede inducir a error, porque todo el mundo es posible que este pensando en el aspecto de orden nacional o patriótico pero no, esto no toca ese aspecto, esto va de la soberanía económica de la que no gozan los Estados, diré, de tamaño medio, como los Estados europeos, que son, en términos, científicos, culturales, y estructurales los más preparados (¿Cómo será la vida de los ciudadanos de otros Estados cuya preparación no es equiparable a la de los europeos? Evidentemente no puede ser otra que la emigración forzada por las burguesías compradoras), pero en la que la interesada dispersión política, de sus direcciones burguesas(europeas), mantienen una ficción de independencia, mientras son dependientes del socio que representa el conjunto de valores del sistema, que es lo que yo aludía en mi último apunte cuando pedía no creer a los economistas, incluidos a los marxistas que hablaran de la posibilidad de una recuperación rápida, en una etapa histórica donde el funcionamiento económico especulativo el valor generado es elevado artificialmente y la producción industrial se reduce al mínimo porque decrece la plusvalía. En este proceso es inevitable que las crisis se sucedan con más frecuencia porque las crisis demandan cambios cualitativos para mantener un funcionamiento armónico, y de no producirse se irán acentuando las tensiones sociales y humanas, porque la economía que sostiene la vida solo beneficia a un miserable uno por ciento.

He dicho en algún apunte anterior que la economía es una cierta presentación de los aspectos contables de la producción, pero la producción engloba el factor determinante de esa actividad que es el de las fuerzas productivas.

Cuando las fuerzas productivas eran pequeñas, o dicho de otra manera, cuando las fuerzas puestas en movimiento lo eran por animales o en las siguientes etapas, por la combustión a vapor, todavía los efectos nocivos podían desestimarse porque cabía esperar que los filtros naturales (fauna y flora), hicieran su cometido retornando a la naturaleza los desechos industriales, pero tan pronto como hicieron su aparición la electricidad y la energía nuclear, las fuerzas productivas de las potencias industriales, que siempre potencian sus efectos sobre el conjunto del planeta aunque anteriormente no era tan evidente como lo es ahora y dado que el hálito de la economía capitalista es el crecimiento competitivo, agresivo sobre la fauna y flora (los filtros naturales, y otros de tipo geológicos, estructurales, por ejemplo), la devastación de la naturaleza es inevitable, como es inevitable el incremento de las tensiones de todo tipo en las sociedades recorridas por un modo de producción antagónico.

Los economistas burgueses solo miden los efectos contables de la producción, pero como la producción al hacerse con la perspectiva de un comercio que va más allá de las fronteras propias, al trascender el ámbito nacional y tener que acudir a un mercado mundial, se ven el la tesitura de tener que utilizar mecanismos internacionales, uno de los cuales es inevitablemente una medida con la que valorar la producción propia y que sea aceptada por el resto de los socios. Anteriormente fue el oro pero desde el final de la SGM fue el dólar convertible y desde 1973 fue el dólar no convertible, es decir, se aceptó la moneda de un Estado (EEUU) como medida de valor universal (no estimaremos las consecuencias político-económicas por ahora), pero volviendo a los efectos contables, con los que los economistas valoran la producción, hay que tener en cuenta, que interesadamente se velan, se ocultan la potenciación de los efectos nocivos de la fuerza productiva, que afectan a la naturaleza y a la sociedad.

Eso que puede entenderse como economía, el aspecto contable de la producción, desprovista de las consecuencias nocivas que genera en la naturaleza las fuerzas productivas, velando, ocultando las consecuencias que las fuerzas productivas generan sobre el propio proceso de producción como es el cambio de la estructura económica, que permanece intocable en el aspecto formal porque afecta al derecho de propiedad, es decir, al espíritu que recoge la superestructura jurídica y política (conceptos congelados en un tiempo pasado), pero que en realidad cambia con cada nuevo descubrimiento científico, tan pronto como este se incorpora al proceso de producción, pero ignorando el incremento de las repercusiones de orden negativo que conlleva el proceso de producción, aunque en el aspecto contable arroje ganancias que se privatizan.

En ese proceso se ocultan la importancia determinante que la propia sociedad tiene en la generación de la riqueza, porque mientras que los cambios tecnológicos son evidentes por si mismo, los cambios sociológicos que se producen en la estructura económica, al estar regulados por leyes que solo valoran el derecho de propiedad, minimizan la importancia de la sociedad que se mantiene ajena a su poder, impidiéndole ser consciente. Ese ocultismo del poder social es lo que produce tensiones que solo se visualizan cuando están directa y estrechamente ligadas a un centro productivo concreto. El panorama es muy amplio y precisamente mi crítica a los economistas marxistas es precisamente esta veladura de la implicaciones de las fuerzas productivas, que si algo enseña Marx, es precisamente esas relaciones, interesadamente veladas.

Un ejemplo de lo que digo es este articulo de un economista marxista refiriéndose a China en los días actuales. En el artículo, redactado en el patrón del lenguaje económico hay dos comentarios muy claros que no forman el meollo del contenido pues analizar el desarrollo de la economía China para decir que China no es una sociedad socialista, y unos párrafos más allá convenir que la dirección de China no es responsable ante sus trabajadores, es muy desmoralizador porque para los trabajadores del mundo la economía de China nos importa un pito si al final pasa lo que le pasó a la URSS, que un grupo de listillos fusilables se quedaron con las empresas y la propiedad socialista se liquidó porque la superestructura del primer país socialista de la historia apartaba a los obreros del control político del Estado, apartaba a los obreros del poder poítico de la economía y la democracia obrera, la dictadura del proletariado no era más que la dictadura de los burocrátas chupópteros.

Señor economista, usted debería de haber empezado por ahí, primero, porque eso abriría los ojos de los obreros, pocos, que aun piensan en términos socialistas, segundo, porque tendrá, sin dudarlo, mejores y más elaborados argumentos que los que trata de aportar este viejo militante, tercero, porque esta crisis achacada a la pandemia, ignoran que para que en esta tempestad en la que estamos metidos, porque el sistema se ha agotado, la pandemía será el motivo recurrente de los amos del mundo para paralizar cierta producción, durante el tiempo que se estime oportuno, cuando convenga, mientras convenga. Entretanto, las industrias de las armas de destrucción masivas siguen y seguirán fabricando inventos, que no puede augurar más que una nueva reordenación del territorio, porque en términos históricos, el tamaño de los Estados ha variado en función de la potencia de las fuerzas productivas, cuando una clase social se ha encontrado con la motivación política necesaria para abordar los cambios obligados, y hoy hay que dotar a los trabajadores del mundo, tanto de Eurasia como de América, de sur a norte, de África y del Pacífico de ese espíritu visionario de un mundo mejor, de un mundo nuevo, donde el ser humano reconozca a su hermano sin importar de que color sea el pellejo. Eso significa romper normas tabúes, ritos que nos impiden reconocer a nuestros pares, semejantes. ¿Qué o Quien tomará la iniciativa?.

La humanidad comenzó su evolución civilizatoria por la perspicaz inteligencia del sexo femenino(¿Un olvido de la superestructura inventada por la divinidad? Podríamos preguntarle al intelectual señor Ripalda), cuando en el largo caminar se preguntaban por qué unas crías se desarrollaban más fuerte y otras, en cambio, no prosperaban o tenían taras. La aguda reflexión femenina llevó a la conclusión que la consanguinidad, la reproducción consanguínea era nociva para la especie y fue la mujer la que tuvo el control de la sociedad tribal, primitiva. Había alumbrado el matriarcado, una época de prosperidad colectiva que afianzó a la especie humana y que acabó porque la debilidad de la naciente civilización no contaba con las fuerzas productivas suficientes para un crecimiento tan floreciente. ¿Se debe a eso el odio visceral de los poderosos hacia el feminismo?

El patriarcado lo tuvo más fácil pero con modos más ásperos llenos de tensión y desamor, el padre reconocía al varón de su preferencia que lo heredaba todo, ¿había nacido la religión?, ¿se inventó un dios cruel y exigente, cuyos hijos habrían de ser hércules de gincana? Ah, pero eso si entró en la superestructura recogido en los formatos más variados. ¿Temen los poderosos que ahora, con unas fuerzas productivas mágicas el espíritu visionario de un mundo nuevo lo recojan las mujeres? ¿No es curioso que hayan sido las mujeres negras las que inventaron Black Lives Matter? ¿No es curioso que ellas hablen de la vida y no del poder?

A MODO DE EPILOGO

En los últimos apuntes publicados hice propuestas que parecían útiles para desenganchar al movimiento obrero del seguidismo de la política burguesa. Ojo que no estoy proponiendo la trifulca sino la lucha organizada de los sindicatos obreros de Europa, Asia, África, América y Oceanía valorando la propuesta de la organización belga del comité para la abolición de la deudas ilegítimas sobre la socialización de la banca, previa auditoría pública, participada por los ciudadanos de los Estados.

Había otra propuesta, que tras leer los antecedentes de la investigación del virólogo señor Kawaoka cuyas experiencias en el laboratorio de la universidad de Wisconsin tenían relación con la proteína inventada por este profesor, proponía una comisión de investigación independiente auspiciada por Naciones Unidas.

No son momentos banales y a la luz de los acontecimientos haría un llamamiento a los economistas marxistas (evidentemente el llamamiento lo hago en nombre de la clase trabajadora, no en mi nombre que es completamente prescindible), sobre estas cuestiones para que pudieran impulsarnos a abordar y orientar un debate ¿pueden crecer las fuerzas productivas armonicamente cuando el limitado objetivo es dar satisfacción a una minúscula fracción social? ¿Cómo contribuye y se contabiliza el conjunto de la sociedad en la creación de la riqueza?¿Se puede crecer sin límite? ¿Cómo han de definirse los límites?

jmrmesas

tres de junio de dos mil veinte

SER MODERADO ¿PARA QUÉ?

Posted in Uncategorized on mayo 30, 2020 by jmrmesas

 

SER MODERADO

¿PARA QUÉ?

En 1914 la izquierda tomó la opción de ser moderada. Voto los créditos de guerra, se puso a las ordenes de sus mayores —la burguesía— y veinte años más tarde volvió a ir a otra guerra y volvió a ponerse a las ordenes de sus mayores.

El ser humano es el único animal que tropieza dos y hasta doscientas veces en la misma piedra, porque persuadido de la necesidad de experimentar repite un hecho muchas veces, pero mientras que la repetición continua y consciente arroja enseñanzas, el error repetido indica la obstinación en querer olvidar una experiencia que se supone ajena y fuera de todo control, por eso se tropieza.

Es posible que aquellos que plantean que este contagio masivo, intencionado y previsto sea producto de una fatalidad que ha traído una crisis económica más profunda que la de 1929 —porque esta crisis implicará un cambio de paradigma, es decir, la burguesía dejará de ser una clase social para convertirse en otra especie humana—quieran evitar alarmar a la buena gente, en vez de alarmarla de verdad diciéndoles “es que van a por vosotros porque en su modo de vida, nunca han entrado los pobres y el mundo se hacía y se hace según sus planes, entre los cuales, la gente corriente no es otra cosa que mercancía humana desechable, algo prescindible porque abunda mucho y ya sobran”, porque claro está, ellos —los que nos piden moderación— no están en la lista, ellos, por mal que se den las cosas son gente que pueden tener un futuro, y no pueden alarmar en esos términos, que les obliga a definir una alternativa que ni tienen, ni quieren, están obligados a tener que decir que la pandemia ha traído la crisis y no que la pandemia es la forma de justificar un modo de vida que ha quebrado porque nunca contaron con la gente corriente, con los pobre, con los expropiados, arrojados del paraíso por un dios inventado, vengativo y cruel.

¿Qué hemos ganado en cien años de moderación? Una pandemia convenientemente estudiada —sobran evidencias que demuestran la voluntad de controlar a la población en beneficio de un sistema que ya es claramente hostil a la humanidad— y un coro de lloricas que nos animan a ser moderados para no importunar a los canallas que quieren mejorar a la humanidad igual que el ganadero quiere mejorar a las gallinas ponedoras o a las vacas lecheras.

Este es el mejor gobierno que hemos tenido el acierto de elegir, dado nuestro nivel de entendimiento, de compromiso que se ha traducido en el nivel de fuerza electoral que arrojó al corrupto y ladrón gobierno del partido popular, al que apoyaba y encubría una buena parte de la judicatura, de las instituciones del Estado, del establiment y de la economía realmente existente, y si queremos otro mejor lo tendremos que imponer hostigando (metafóricamente, hostiando) a todos los fascistas que que nos hostigan a nosotros, hostigando a los manifestantes fascistas que nos hostigan a nosotros y si para eso hay que cambiar de bandera, de Dios, de Patria y de Rey, cambiemos, de una bendita vez, porque eso indicará que nuestro nivel de entendimiento, movilización y compromiso, se traducirá en un nivel de fuerza electoral con un gobierno mejor, que podría contar con las mismas personas u otras mejores y más decididas a llevar adelante los programas votados.

Si para eso tenemos que cambiar de aliados, cambiando a USA, paradigma de la burguesía mundial, espejo en el se mira la gobernanza mundial para oprimir y reprimir, cambiemos, inventemos un mundo, un mundo para los pobre en riqueza material pero llenos de riqueza ética y solidaria. Despreciemos a todos esos que nos avisan desde la supuesta prensa progre a tragarnos nuestra ira, en realidad, no hacen otra cosa que repetir la lección pero sin querer pasarse para que nadie les señale. Desprecio para ellos.

Si para eso hemos de decirles a los sindicatos que no pueden ser equidistantes entre los patrones que roban el dinero ocultándolo en los paraísos fiscales después de haber escatimado medidas de protección en el trabajo, después de haber pagado salarios de hambre, después de habernos tratado como mercancía renovable, tendremos que exigirles que se pongan las pilas o tendremos que pensar que esas direcciones sindicales están estrechamente enfeudadas a la patronal corrupta que compraba las decisiones de los gobiernos del partido popular.

Ya está bien de moderación. Ya está bien de hacer análisis ponderados. Ya esta bien de dar razones. Ya esta bien de todo ello, porque quieren hostiarnos, quieren volver a tener la última palabra, el último gesto y que agachemos la cabeza y digamos amen, y eso no volverá a ocurrir.

SOLUCIONES BARATAS PARA SEGUIR IGUAL

Creo obligatorio comentar un par de cosas que de extenderse sin crítica reforzarían las posiciones de la burguesía, una clase que sigue existiendo pero que aspira a convertirse en la dueña y guardiana de su paraíso terrenal, quiere mejorarnos a nosotros, mientras ellos, los burgueses permanecen tal como la naturaleza nos ha hecho, ¿no resulta inquietante? ES PARA NO FIARSE DE NINGUNA DE SUS MEDIDAS, NI ECONOMICAS, NI POLITICAS, NI SANITARIAS INOVADORAS.

Entraré más tarde en el aspecto vírico, que ya he apuntado en el inicio. Ahora solo entraré en un comentario que hace el Comité para la abolición de las deudas ilegitimas respecto a los planes de la internacional de Varoufakis. Es interesante leerlo porque muy correctamente les dice que sus medidas equivalen a dejar las cosas tal como están. Aquello del viaje y las alforjas.

Ahora toca hablar de lo que dice un guru económico de la izquierda española sobre la crisis. Hace unos dias leía un articulo de este señor en el que decía que la pandemia había traído la crisis. En ese momento, inmediatamente deje de leer. Un economista serio puede no hablar de la pandemia, pero decir que la pandemia ha traído la crisis revela identidad con el sistema, más concretamente, revela escribir para confundir a los trabajadores que buscan orientarse leyendo a gente que suponen ecuánimes profesionales.

Dice el señor Vicenç Navarro. La crisis económica actual es muy distinta a la de 2008. Es una crisis repentina y mucho más profunda que la de entonces, y con causas muy distintas. Aquella fue provocada por la crisis financiera derivada de la actividad especulativa del capital financiero, que había crecido desmesuradamente como resultado del crecimiento de la deuda privada, hecho causado, a su vez, por el descenso de los salarios derivado de la aplicación las políticas neoliberales.

En principio ¿Cómo puede haber una crisis económica repentina? ¿Repentina? ¿Cómo puede haber una crisis repentina en una economía que está estrechamente conectada y centralizada?¿Qué significa la constante depreciación del dolar y la constante emisión de dolares de la reserva federal? ¿Cuales son las causas distintas? ¿Acaso las causas son el fracaso del modelo? ¿Dígalo profesor de la Johns Hopkins University? Por cierto, la misma universidad que hizo la modelización de una supuesta pandemia.

¿Significaba que la actividad económica era normal? Por repentina deberíamos de entender que todos los indices económicos eran normales, y que de repente, algo falló pero todos los expertos economistas avisaban que la desaforada emisión de dólares emitidos por la Reserva Federal no tenía más objeto que aumentar la especulación que se resumía en la recompra de las acciones de las grandes empresas USA. Corporaciones, en la terminología anglosajona, del gusto del señor Vicenç Navarro. Eso es especulación ¿O no?

No, la actividad no era normal. No puede ser normal la emisión de dólares, la moneda que regula el comercio mundial, una moneda solo respaldada por el poder militar del complejo militar industrial, mientras todos los socios comerciales se proveían de oro en previsión de esta crisis, que ha descrito una autorizada pluma como la de otro profesor el señor Toussaint, que todos los economistas afines al sistema se niegan a mencionar, solo porque este señor ha dicho, por escrito que los banco, todos los bancos han de ser socializados previa auditoria pública de la actividad bancaria.

Esta crisis ha paralizado la actividad industrial en todo el mundo, pero no lo ha hecho de forma generalizada porque el cierre solo ha afectado a las industrias que tenían una relación con la actividad de los ciudadanos corrientes. Se han cerrado las fábricas que tenían relación con los bienes durables de los trabajadores, industria automotriz, industria de electrodomésticos, transporte aereo y terrestre, estrechamente ligado a la producción de petróleo. Es decir, ha hecho un cierre patronal del sector que le convenía para ajustar cuentas a los trabajadores para que vuelvan a ajustarse el cinturón, pero mientras las fábricas de armas, la industria militar que refuerza a la élite de la burguesía, ha estado trabajando como si no ocurriera nada.

Hablar de los servicios del estado de bienestar, como dice usted es un eufemismo sin sentido porque el estado de bienestar habría de estar recogidos en las constituciones de los Estados nacionales, y eso no es así porque no existen ni han ha existido estado de bienestar sino conquistas sociales debidas a las luchas obreras que el neoliberalismo ha ido carcomiendo corroyendo con la colaboración de las políticas de contención de una izquierda desarmada política, ideológica y organizativamente, si entendemos la organización para ser sujeto activo de la política y no simples comparsas.

De otro lado apelar a que los gobiernos se opongan a las corporaciones es, igualmente, una no verdad, cuando los gobiernos hacen políticas para contentar a las corporaciones, y los profesionales honestos pasan de poner los puntos sobre las íes, porque eso les compromete más allá de lo polítcamente correcto, y los únicos discrepantes abiertos son los fascistas de vox que tienen el consentimiento de una parte del aparato del Estado.

Como he venido diciendo desde que se hizo viral el virus, incluso ante, el sistema que desde hace más de setenta años ha tenido todo el poder en sus manos ha quebrado, en el orden económico, porque la economía solo es beneficiosa para el uno por ciento. Ha quebrado en el orden natural, porque esta pudriendo al planeta. Ha quebrado en el orden social porque trata a los seres humanos como mercancía desechable, y después de que en 2008 hubiese una crisis económica muy profunda no podía admitir otra crisis, porque era, es, la quiebra del sistema, cuando durante los diez años precedentes no se ha hecho otra cosa que mentirle a los pueblos contándoles mentiras. Lo que el señor Navarro y todos los que le siguen son incapaces de decir es que el sistema ha fracasado y que no hay soluciones dentro del sistema y que mientras se buscan soluciones hay que pelear a brazo partido por recuperar las conquistas sociales que el neoliberalismo esta corroyendo constantemente porque ellos, los grandes empresarios han coincidido en orquestar un rosario judicial de demandas contra los gobiernos de los Estados del sur de Europa, exigiendo compensaciones para hacer ruido e impedir que el pueblo tome consciencia.

UNA PANDEMIA CONVENIENTEMENTE ESTUDIADA

La lucha de clases no se puede negar por más que nos empeñemos en no quererla ver, pero está ahí aunque no queramos verla. Hoy es imposible negar que el sistema ha quebrado, porque hasta los socios más estrechos de EEUU, que están en la Unión Europea, sin distinción, toman distancias del único Estado que representa al sistema, lo cual es una contradicción, que en este caso juega a favor de los pobre.

Nadie en occidente y mucho menos, en ningún oriente puede tomar el testigo y continuar la carrera como líder porque no existe ningún Estado que tenga la posibilidad ni el tamaño para liderar un sistema fenecido, acabado, terminado, agotado. El temor a perder la hegemonía a manos de China, de la China comunista es lo que tiene en un sinvivir al complejo militar industrial yanky porque han tenido que recurrir, como los nazis, de los que son herederos, a un arma secreta el SARS-CoV-2, pero China no puede liderar un sistema que va contra su ADN, más que profundizando una crisis interna que no tendría salida, y sería un descontrol universal.

Si decidiese optar por ser arbitro entre los Estados capitalistas sería en el supuesto que una revolución social en los EEUU hubiese deshecho el poder del complejo militar industrial y se abriera un periodo ambivalente de corta duración.

En el caso de que, como la extinguida URSS, se deshiciese de la propiedad colectiva, tampoco tendría salida, abriéndose un gran periodo de inestabilidad universal muy peligrosa al no haber alternativa.

El mundo actual, estrechamente conectado por fuerzas increíblemente potentes no tiene más salida que un acuerdo mundial para planificar la economía en favor de las necesidades de una humanidad consciente del increíble poder desestabilizador que tiene el sistema sobre el planeta, y al entenderlo, usarlo con respeto y así convivir en armonía, pero para eso se necesitaría una dirección internacional, que, evidentemente no es la de Varoufakis, que se ha limitado a pedir dinero para generar más deuda.

En mi anterior apunte terminaba con esta propuesta. La propuesta era, “las organizaciones obreras deberían organizar una conferencia internacional de sindicatos obreros para valorar como lograr la socialización de la banca, para lograr la socialización de la gran industria químico-farmaceútica, tomando en consideración el trabajo que el comité por la abolición de las deudas ilegitimas ha realizado durante una serie de años, eso le daría a las organizaciones obreras el peso político y la independencia de los gobiernos necesaria para hablar en nombre de la clase trabajadora mundial.” que evidentemente tiene el gran inconveniente de romper abiertamente con el sistema (romper con el sistema son los nuevos presupuestos de guerra que los burócratas que pudren el movimiento obrero tienen que optar si asumen el orden establecido o rompen). Comprendo que mi nombre se omita. No voy a cobrar derechos de autor, ni siquiera es necesaria mi presencia. La propuesta es claramente entendible, pero ahora haré otra, tras presentar el origen de una pandemia convenientemente estudiada.

Toda la estructura global que la pandemia ha cuestionado con unos hechos inocultables se resumen en determinar si la pandemia ha sido un fallo, y ahora es prescindible saber si la crisis es anterior o posterior, o una decisión meditada, estudiada y ejecutada con plena consciencia de su desarrollo y consecuencias, porque si ha sido un fallo, de quien pueda ser, es asumible y disculpable, mientras que si ha sido una decisión, entonces es necesario determinar su autoría, abriendo una comisión de investigación dirigida por la Organización de Naciones Unidas y la Corte Penal Internacional que emitiría una condena pública, mundial con las consecuencias indemnizatorias que se pudieran derivar.

RELACIONES

Es necesario buscar en la prensa antecedentes que pudieran tener relación con los hechos que nos ha afectado en los últimos meses, y en esta búsqueda hay un periódico británico que ha prestado especial atención a los trabajos de un científico, un biólogo, el doctor Yoshihiro Kawaoka.

El primer articulo data del 18 de agosto de 1998 y ruego a los posibles lectores que los todos lean de cabo a rabo porque, solo leyendo todos los articulos de ese periodico, o de otros, que el lector interesado puede buscar en la red, si dispones de tiempo, puede llegarse a formar una idea.

El titular de la noticia es, Riddle of 1918 flu bug that killed millions is solved Riddle of the flu bug that killed millions is explained (Se resuelve el enigma del virus de la gripe de 1918 que mató a millones Se explica el enigma del virus de la gripe que mató a millones).

El estudio se centra en la posibilidad de evitar que una epidemia como la de 1918 pudiera volver a ocurrir “El descubrimiento tiene implicaciones para la aparición de nuevas cepas de gripe que podrían causar epidemias catastróficas en la actualidad, dijo Yoshihiro Kawaoka, virólogo de la Universidad de Wisconsin en Madison.” Pero el doctor Kawaoka halló otro virus aparecido más tarde, una década más tarde … dice el articulo “El Dr. Kawaoka estudió un virus estrechamente relacionado con la cepa de 1918, que apareció casi una década después. Descubrió que el virus podía replicarse en una amplia variedad de tejidos humanos. Para que un virus de la gripe infecte una célula humana, tiene que cortar la mitad de las proteínas de su superficie, llamada hemaglutinina (el subrayado lo hago yo).”

El segundo articulo de ese mismo periódico es de 21 de enero de 2012, casi doce años después, el rotativo vuelve a interesarse por el trabajo de este científico, al tiempo que nos enteramos que en Europa, concretamente en Rotterdam hay un laboratorio que también hace el mismo tipo de investigación que el de Madison en Wisconsin. Ambos investigadores, el de Rotterdam, doctor Fouchier y el de Madison, doctor Kawaoka, saben que la cepa H5N1 es transmisible de las aves a los hurones, que se transmite por vía aérea y que podría pasar a los humanos.

enfatizan que sus laboratorios son seguros, pero reconocen que existe una gran preocupación pública por la liberación accidental o deliberada de una cepa “aviar”

El mes pasado, el gobierno de los EE. UU. Anunció que había pedido a Science y Nature que ocultaran los detalles clave de dos estudios realizados en los EE. UU. Y los Países Bajos donde los científicos mutaron la cepa de la gripe aviar H5N1 en una forma que podía transmitirse fácilmente entre hurones de laboratorio: El modelo animal estándar para la gripe humana.

Los funcionarios estadounidenses estaban preocupados porque la publicación abierta de las mutaciones genéticas que conducen a una cepa de gripe aviar en el aire, que ha matado a aproximadamente el 60 por ciento de las aproximadamente 600 personas que se sabe que ha infectado, podría ser utilizada por terroristas o un estado deshonesto para desatar una devastadora arma biológica.

En este articulo aparecen aspectos inquietantes que son, uno, la investigación independiente pero hecha la unísono entre EEUU y Holanda, dos, los 60 muertos de 600 infectados, que no queda claro en ese articulo, tres, la alusión al terrorismo y cuatro, la petición de EEUU a las revistas Sciencie y Nature de velar aspecto de la investigación realizada.

Respecto a los 600 infectados y los 60 muertes, ¿fueron conscientes de la infección?, pues eso no queda claro y respecto al terrorismo, cuando se habla de semejante nivel de conocimiento, de información es obligatorio pensar en la complicidad de los laboratorios-directivos y/o investigadores, o filtración interesada desde instancias oficiales.

El tercer articulo del rotativo británico es de unos días posteriores. 28 de enero de 2012 se centra en el interés del doctor Kawaoka en no poner obstáculos en hacer pública la información, para que otros biologos puedan experimentar la peligrosa cepa H5N1, desestimando las reservas de EEUU acerca de la posibilidad de que la información cayera en manos de Estados terroristas.

Aun hay otro articulo The Independent ese año, el lunes 2 de abril de 2012 que se resume en el interés de EEUU en controlar y monitorizar todos los trabajos de todos los que se dedicasen a investigar el H5N1 por las consecuencias económica y para la salud, quedando (EEUU) muy aafectado porque los doctores Fouchier de Rotterdan y Kawaoka de Wisconsin hubiesen publicado en las revistas mencionadas.

Hay varias publicaciones. Que yo halla encontrado, tres más, una de uno de julio de 2014 en la que, por decirlo llanamente, se descubre el pastel, que no es otro que el repetido trabajo de Kawaoka en el laboratorio de Wisconsin, montado por la Universidad para su exclusivo uso repitiendo experimentos de la cepa de la gripe de 1918 hasta lograr una muestra que es inmune a toda posibilidad de ser combatida. Evidentemente se trata por parte de la universidad de dar justificaciones inutiles que otros cientificos denuncian, pero en este articulo se evidencia la intención de Kawaoka y sus supervisores en desarrollar ese aspecto de lograr un virus sin posibilidad de cura, al menos para los mortales corrientes, porque ver a Trump sin mascarilla, cuando en la Casa Blanca ha habido contagios mortales, no puede significar más que existe una vacuna secreta.

El trabajo siguiente del británico The Independent, periódico que ha ganado mi respeto por el seguimiento de un personaje elusivo, es del día siguiente, dos de julio de 2014, tiene el interés porque hace público la controversia en la comunidad científica entre los que apoyan sin fisuras al profesor estadounidense de origen japonés, Kawaoka, cuya relación con Japón es marginal, porque todo el trabajo se hace y financia en Wisconsin.

Ya en el comienzo queda claro el tono “La Universidad de Wisconsin-Madison fue etiquetada como irresponsable y negligente por permitir que uno de sus científicos, el profesor Yoshihiro Kawaoka, manipule genéticamente el virus de la gripe pandémica H1N1 en un laboratorio clasificado como nivel de bioseguridad 2 (BSL-2).” El resto del articulo presenta las posiciones a favor de una investigación que la mayoría de los científicos cuestionan. No me resisto a transcribir la del profesor Richard Ebright de la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey, “Si los informes son correctos, Kawaoka, por sí sola, ha inutilizado los miles de millones de dólares y millones de horas-persona gastadas en la vacunación masiva contra el virus de la influenza pandémica de 2009 y, por sí solo, ha puesto en riesgo millones de vidas, “Dijo el profesor Ebright.

“Increíblemente, se informa que la ‘investigación’ se realizó en el nivel 2 de bioseguridad, el mismo nivel de bioseguridad que el consultorio de un médico o dentista: no se requieren protecciones de bioseguridad más allá de un gabinete abierto, bata y guantes

El articulo finaliza presentando los cuatro niveles BSL con el que se clasifican los laboratorios según el nivel de riesgo.

Finalizan las publicaciones del rotativo británico con una entrevista el seis de julio de ese mismo año, a una autoridad científica, el profesor Stanley Plotkin, que desarrolló vacunas contra la rubeóla y también contra la poliomielitis, la rabia y la varicela. Esencialmente el articulo dice que no es posible opinar sobre el trabajo de Kawaoka porque no ha publicado el trabajo en el que ha hecho una nueva proteína HA, que al no estar presente en la naturaleza, es altamente dudoso que una empresa decidiera en invertir dinero en buscar algo que no esta presente en la naturaleza, con lo que el aliciente de ganar dinero, no es posible.

Todos estos trabajos abren más que sobradas sospechas que la actual pandemia no ha sido una mala pasada accidental, sino que abren evidencias sobre la posibilidad de haber creado las condiciones convenientes para hacer su puesta de largo, porque si se descarta intención del gobierno que estaba al corriente de los experimentos y los toleraba, ya que los financiaba una universidad de EEUU, y contaba, además, con respaldo de una parte del mundo científico, entonces hay que pensar en una posibilidad más criminal cual es que el trabajo no publicado del señor Kawaoka tuviera la intención de hacerse de oro al presentar los trabajos respecto de la proteína inventada.

Como este tipo de reflexión no se sostiene sin aceptar que esos comportamientos pudieran hacerse sin un control muy medido de la autoridad nacional, de EEUU, y subsidiariamente de las autoridades europeas, en cuyos territorios se ubicaban otros laboratorios, en concreto, Holanda, se impone la necesidad imperiosa de organizar una comisión de investigación independiente auspiciada por la Organización de Naciones Unidad tendente a esclarecer las relaciones y los hechos.

CONCLUYENDO

Es preciso desacreditar a todos los economistas de derechas y de izquierdas sean marxistas o mediopensionestas que pinten la posibilidad de una rápida recuperación porque estarán contando un jodido cuento ya que no será posible una economía sostenible para la humanidad más que con una planificación estructural y global, pues solo así será posible una economía util para la humanidad, útil para la sostenibilidad del planeta, porque las fuerzas puestas en movimiento son globales y mientras quienes deciden sobre ellas lo hacen con un criterio perverso, miope y egoísta, los efectos son indetenibles y afectan sobre todo a las gentes y pueblos más desprotegidos, y para variar esa correlación de fuerzas tiene que haber movilización consciente, de la misma naturaleza que la pandemia, es decir, universal.

Nada será como antes, todo ira a peor, sin la movilización consciente del pueblo trabajador, sin la movilización consciente de los pueblos, la derecha lo sabe y elementos emboscados como el canalla Ansar que hizo la canallada de mentir al parlamento, “créanme, yo he visto las pruebas de las armas de destrucción masiva” dijo, porque se lo soplo al oído el ranchero Bush, todo irá a peor, no es la hora de tibiezas, es la hora de los pueblos, recordemos que cuando Kawaoka empezó sus experimentos, se había hundido la URSS por la voracidad de sus burócratas, se produjo la demolición de las torres gemelas, se invadió Oriente Medio comenzando por Iraq, se inventó el terrorismo islamista desde Washington, ha habido epidemias parciales, se ha quemado la amazonia y Australia, ha habido una crisis económica de la que no habíamos salido, y de remate, sueltan el covid 19.

Esto que digo es una panorámica del momento histórico-político que se conoce como materialismo histórico, y es la hora que los comunistas nos reconozcamos orgullosos con todos el error que supuso el estalinismo pero con todos los aciertos que ha supuesto la militancia de todos los comunistas de todos los países, la abnegada militancia comunista, más abnegada que el martirio de los cristianos primitivos que esperaban sentarse a la diestra de Dios padre, mientras los mártires comunistas saben que se convertirán en polvo y volverán a donde proceden, la madre tierra. ¿Se atreverá el PCE a convocar una manifestación nacional en Madrid, reivindicando la lucha heroica de todos los mártires?

jmrmesas

treinta de mayo de dos mil veinte

 
 

 

OTRO INTENTO

Posted in Uncategorized on mayo 20, 2020 by jmrmesas

OTRO INTENTO

Resulta esperanzador leer un articulo firmado por un montón de tituladas y titulados que pretenden querer que el trabajo deje de ser una mercancía. Algo esperanzador porque el trabajo debería ser la principal actividad para alcanzar la realización personal, pero en la economía mercantilista, el trabajo es la fuente de la riqueza social de la que se apropia la clase propietaria de los medios de producción y de la tierra, y eso queda sin respuesta en el articulo.

Toda sociedad organizada esta basada en el trabajo, y cuanto más compleja es esa sociedad mayor importancia adquiere el trabajo. Todo consiste en saber que clase de trabajo se hace y a quien pertenece el fruto del trabajo, que la sociedad realiza.

En la sociedad configurada por el modo de producción de mercancías, el fruto del trabajo pertenece al dueño de los medios de producción que paga una fracción del trabajo realizado y se queda con el resto. Ese resto no es una fracción pequeña, es la fracción más importante, es la plusvalía generada por la fuerza de trabajo, y es en términos generales, la base sobre la que se asienta la sociedad actual.

La sociedad actual está atravesando una profunda crisis que es el resultado de las contradicciones no resueltas que se agudizan porque la complejidad de una sociedad que en su función productiva maneja fuerzas que cada vez son más importantes, poderosas y de alcance muchísimo mayor que son imposibles de contener en el lugar donde se originan, al chocar esa naturaleza física, de orden geológico, cosmológico, biológico, nuclear, etc., con el marco social que son las leyes hechas a la medida de una pequeña fracción social como es la clase poseedora, incrementa los desajustes porque estos ajustes obedecen a leyes arbitrarias, hechas para contentar a los dueños, a los cuales les importa un pito los desajustes causan, si esos desajustes les engorda la cartera, la cuenta corriente, por tanto, cómo se contengan las fuerzas naturales, es algo que no les preocupa, porque las contradicciones, históricamente, se manejan inventando excusas, contando cuentos, reprimiendo, haciendo guerras y matando, como lo prueba la historia.

Convencido que mis anteriores apuntes han podido desagradar, por supuesto al enemigo, que me importa un pito y asumo su inquina, sí, por el contrario, que me preocupan aquellas personas que me premian con la lectura, aunque, evidentemente no lo aireen, algo que comprendo por todas las razones.

Animado de este supuesto premio, me esforzaré en hacerme entender que esta crisis económica, anterior a la pandemia, como ha sido probado, sin que la prueba, el probador, que he mencionado en otros apuntes, haya sido rebatido, significa un salto cualitativo, cuyas consecuencias dará lugar a una escisión en la humanidad, porque asumiendo nuestras debilidades, flaquezas y miserias, pero también nuestras virtudes, fortalezas y grandezas, contra los que persiguen una nueva raza elitista, minoritaria y altamente refinada, pero deshumanizada, egoísta, falsa, mentirosa y ladrona al estilo de los Quintos de todos los países, esta situación demanda nuevos planteamientos, porque no se hace un lock out, un cierre patronal de millones de trabajadores de todo el mundo, sin exigir duras condiciones para volver a la tarea, con otras condiciones más exigentes y penosas, como tendremos ocasión comprobar (aún vivo, ya veremos cuanto).

Haré un nuevo intento, otro, para tratar de demostrar que este momento tiene unos orígenes concretos que se han ido gestando, definiendo y afianzando a lo largo de todos los años en los que el complejo militar industrial de Estados Unidos ha ejercido su liderazgo y que ha ido definiendo y precisando en esos cenáculos de ideas que son los thinktanks, tan pronto como el obstáculo histórico que representaba la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas se disolvía porque las contradicciones internas generadas por la excrecencia monstruosa —dicho de Trotski— que era la burocracia iba definiendo su poder que adquirían los nuevos burgueses —arteros propietarios de la propiedad socialista— en detrimento de los trabajadores y el pueblo soviético, que era más que el pueblo ruso, porque era la esperanza humana en un nuevo futuro, esa imposibilidad de resolver las contradicciones respetando el orden burgués deshizo a la URSS, como estas contradicciones actuales serán imposibles de resolver sin acabar con el orden canalla heredado de todos los tiranos históricos, que en la vida se han sucedido.

Se acepta que Julian Assange está preso porque incomodó que pudiese poner en conocimiento del conjunto de la sociedad información que desvelaban los crímenes de Estados Unidos. Se aceptó que la información desvelada era positiva porque nos hacía conscientes de las lacras del poder. De las lacras de los poderosos que deciden los destinos del mundo, pero dejamos que se pudra en una cárcel, preso por un delito inventado, porque así conviene al orden social existente.

Se acepta que por el crimen de Jamal Khashoggi, asesinado en el consulado de Arabia en Estambul lo paguen unos pobres diablos —por crueles que hubieran sido, fueron inducidos a la acción— mientras el autor intelectual, que todos han entendido que era el príncipe Mohamed bin Salman, heredero sigue su vida, ajeno al crimen, y se acepta porque conviene al orden social existente.

El general Qasem Soleimani era un funcionario de un Estado reconocido, Irán y fue asesinado porque así convenía al orden social existente.

El orden existente ha funcionado bajo el liderazgo y dirección de Estados Unidos por más de medio siglo, el cual ha dispuesto de las instituciones, medios y de la unidad de cuenta por el que se rige el comercio internacional, el dólar, durante todo este tiempo y durante todo ese tiempo ha generado las contradicciones irresolubles porque la dinámica interna de la economía lleva el gen, lleva la causa, la fuerza motriz a la que se la limita arbitrariamente y esa fuerza es la planificación macro, no micro, no local, sino mundial, es decir, al funcionar a la conveniencia del poderoso local, el ámbito de esa fuerza es de tal magnitud que se podría semejar a querer limitar el poder de una explosión nuclear, envolviendo el chispazo con la capa de superman, una incoherencia estúpida, que solo puede tener cabida en un comic, pero nunca en la realidad porque incrementa el caos, agudiza las contradicciones. Ese poder es la voluntad del propietario local de planificar el desarrollo de su producción en el ámbito de sus propiedades, es la planificación de las transnacionales, que chocan con otras y no pueden armonizarse entre sí más que rompiendo el inicuo orden que beneficia al más fuerte, en función del propio interés privado, generando el caos parecido a ese orden fractal que reproduce el mismo motivo en un aparente desorden pero que siempre se reproduce así mismo en una escala más minúscula.

El orden existente ha manifestado en los últimos meses del año pasado y en los primeros meses del actual año sus nocivas consecuencias, en aspectos medioambientales —incendios de enormes extensiones en la amazonia y en Australia— y biológicos —contaminación planetaria, covid 19, encubridor de la crisis económica—, aparte de los políticos, que he mencionado aludiendo a los casos criminales, y detrás de ellos está la economía, porque a mayor importancia organizativa, política, cultural y social, la economía es determinante, por tanto el articulo que comenta el señor Torres López compendiando los diferentes aspectos que recorre la preocupación de la sociedad de Estados Unidos, y que hace extrapolable a lo que ocurre en Europa, España incluida, acaba con esta frase: “Es una barbaridad plantear que la economía debe estar por delante o por detrás de la vida. Ha de estar a su servicio” que esta bien y suscribo, pero que él catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla, sabe que para que la economía esté al servicio de la sociedad, y no al revés, tiene que cambiar el orden social y con ese orden, la titularidad de la propiedad, ¿conoce el señor Torrez López el trabajo del señor Toussaint? ¿Que opinión le merece ese trabajo a los autores de este título: Lo Que España Necesita? Aprueban, desaprueban, no lo conocen. Sería de agradecer una toma de posición sobre alguien que ha participado en foros internacionales emitiendo informes sobre la deuda griega, cuando la Unión Europea ponía condiciones al rescate de la economía de ese Estado.

Es la economia lo que está en el origen de la pandemia y no que la pandemia sea el origen de la crisis. Decir esto es desestabilizador, pero más desestabilizador es rondar casi de medio millón de muertos (318 000) para decretar un cierre patronal.

Lo que dice el vicegobernador del Estado de Tejas es justo, la economía es lo primero que hay que salvar aún a costa de la vida de los viejos, que debemos ser sacrificados a la mayor gloria de los indices bursátiles, solo que es su economía, la economía que sirve a los dueños de la propiedad de los medios de producción que siempre se salva matando, sea ruidosamente en guerras que destruyen el tejido productivo o sea con guerras silenciosa que respetan el tejido productivo, pero no la vida, ni de los viejos, ni de los jóvenes. Eso es lo que nadie se atreve a decir porque creen que salvan su vida, callando.

Puesto que mis nada doctos escritos sobre las fuerzas productivas no merecen comentario, ¿dónde queda aquello de Agamenón o su porquero? ¿A tres milenios de distancia? ¿Nunca fue así?, lo traduciré a lenguaje más cercano, porque también se escribe que “ Hablar de tesis políticas obliga a situarse bien en lo nacional” , y eso en un articulo que pretende situar al socialismo en la agenda política. ¿Cómo hacer entender a los trabajadores españoles que forman parte de una estructura política más amplia como es la Unión Europea que vamos a situar el socialismo hablando de Cataluña? No podemos porque estaríamos fabricando una entelequia sin sentido: Señor Junqueras, admito y respeto la identidad y la lengua catalana, pero hasta ahí podemos llegar. Usted vera si se sitúa con el socialismo o contra el socialismo, porque el chantaje de la monarquía no tiene cabida, delenda est monarchia.

El coronavirus es un ataque militar para encubrir la crisis económica que cogió por sorpresa a todos, chinos incluidos, porque nadie esperaba ese ataque.

Esto revela que cualquier tipo de planteamiento nacional no tiene objeto porque las fuerzas productivas han colonizado al mundo entero y han atacado los centro enemigos vitales en Europa y Asia, competidores leales de la economía que ha tenido la dirección mundial desde hace casi un siglo y no esperaban este taimado desarrollo.

Las grandes potencias como China (que captó el mensaje y supo reaccionar de inmediato), Rusia o Europa (que está obligada a ignorarlo, porque es feudataria del agresor) no pueden aceptar ese ataque porque tendrían que responder punitivamente y eso significaría la destrucción del tejido productivo, que para la sociedad actual es vital su conservación, y por tanto lo ignoran porque pueden dar la batalla en el terreno económico, asumiendo los ajuste necesarios, y sabedores que tal ataque del complejo militar industrial de Estados Unidos revela más su debilidad que su fortaleza, y esperan el desgaste del agresor para poder entenderse en la definición del futuro orden, aún por definir, mientras que los directamente afectados por el cierre patronal, carentes de dirección, están desarmados porque el duelo, el combate que se está planteando no es entre capitalismo o socialismo, es una versión nueva del reparto del mundo entre superpotencias, mientras la clase obrera mundial esta ausente del combate porque será usada como históricamente lo ha sido en todas las guerras, como chatarra humana, a menos que los militantes coherentes de las organizaciones obreras asuman la dirección de esta lucha y quieran situar en la agenda política al SOCIALISMO, sin más calificaciones, pero también sin menos, porque economía libre significa hombre esclavo, como Fernado de los Ríos supo definir en la constitución española de 1931.

Esta lucha no es una lucha nacional, más que para los enanos políticos que se aseguran una retirada honrosa tras chupar las candilejas del estrellato, y jamás pensaron que la lucha de clases agota toda la vida, y esta lucha es mundial, como todos los repartos del mundo lo han sido porque lo que está en el candelero, lo que se está ventilando en este reparto, planteándolo de una cierta manera desconectada para no dar todas las pistas, pero que en el fondo están estrechamente unidas, son el futuro de la industria de la energía fósil —petróleo y carbón— ligada estrechamente a la industria de la movilidad mediante la electricidad.

Es nada más y nada menos que la unidad de cuenta que regirá el futuro desarrollo del incierto orden, porque el actual ha demostrado ser ineficiente, ¿acaso creen que el acopio de oro realizado por los Estados con pretensiones de ser oídos no tiene nada que ver con el dólar y su cuestionada hegemonía? Pensar de otro modo no solo es miope, sino cobarde, indigno de los que pretendieran hablar en nombre de la clase obrera mundial.

Pero hay más y no es menor, la sociedad futura que se está iniciando, y que depende muy estrechamente de la intangibilidad del tejido productivo, está ligada al desarrollo y control de los algoritmos que se transmitirán a través de las torres 5g que hoy por hoy domina China y que el complejo militar industrial de Estados Unidos ve que se le escapa de las manos. ¿Cómo se puede pensar, partiendo de estas premisas que poner en la agenda política al socialismo es una cuestión nacional?

Llegó la hora de hablar de los temas espinosos que la sociedad aparcó pensando en un futuro más plácido, que nunca llegará y que Europa debe y tiene que asumir en lo tocante a las grandes empresas tecnológicas de la informática que su dependencia de las transnacionales de la informática de Estados Unidos merma su independencia política porque es inaceptable que esas empresas no solo sean dueñas de la información de la vida privada de media humanidad sino que además son depositaria de toda la información política que vuelcan los parlamentos de los Estados nacionales de Europa y parte del mundo, y que está a disposición del gobierno de Estados Unidos, debates y documentos que están en las redes informatizadas con una tecnología de la que son dependientes. ¿Se puede ignorar que todo esto es el núcleo central que se está cociendo en esta crisis económica, y que solo la cobardía intelectual de los que proclaman que la pandemía ha producido la crisis económica, cierran los ojos?

¿QUÉ HACER?

Dos guerras mundiales y más de medio siglo de dominio casi absoluto de ideología emprendedora han reducido la ideología socialista a mero espantajo, que hay que rehacer porque dar respuesta al complicado panorama que tenemos en perspectiva no es posible sin poner el foco en las demandas que la sociedad ha exigido en estas semanas, y que desde ahora habrá que impedir que se enfríen o decaigan porque dependerán de ellas el rehacer esa ideología, si de verdad queremos poner en la agenda política el socialismo como alternativa al caduco modo de producción de mercancías.

Desde el Estado, y desde el gobierno se puede hacer mucho pero para que se lleven a efectos las ayudas prometidas en esta pandemia, y mucho más las demandas que están en el núcleo de esta batalla, es necesario que haya un potente movimiento obrero, un potente movimiento popular y vecinal que hay que rehacer y esa es la tarea urgente, por lo tanto los militantes honestos y coherentes que hay en las organizaciones de la clase obrera deben movilizarse para exigir la socialización de la sanidad: sanidad pública ya, como igualmente la potenciación de la educación, toda la educación ha de ser pública.

Cuidar, demandar y respetar lo público ha de ser el santo y seña del quehacer político de las organizaciones obreras y de los sindicatos, que como hemos tenido ocasión de observar durante los diez años de crisis inacabada desde 2008 hasta ahora mismo, han tenido un comportamiento excesivamente comprensivo con la gran patronal. Si alguna confianza han demostrado los ciudadanos, el pueblo trabajador ha sido hacia lo público que se ha nucleado en torno a la sanidad, y apoyándonos este comportamiento, extenderlo hacia la enseñanza, los transportes, todas las infraestructuras que garantizan el funcionamiento de una sociedad compleja, como lo es la actual.

El debate político acerca del Estado y como construir la unidad política de Europa, bien apoyándonos en la Unión Europea o bien buscando otro tipo de unión, porque si algo está dejando claro la actual situación es que el crecimiento de las fuerzas productivas hace obsoletas las fronteras para las transnacionales, que el capitalismo puede transgredir cuando quiere y como quiere, mientras para las personas pobres —las ricas también las transgreden— todo son problemas, pues obligadas a abandonar sus tierras sus patrias para que los dueños se las den casi gratis a las grandes firmas industriales y comerciales, han de emigrar para poder vivir.

Todo esto forma parte de la reconstrucción de la ideología socialista destruida y olvidada, pero si el movimiento obrero quiere tener y debe tener un peso político propio e independiente de los Estados, pues incluso China, se desconectó del movimiento obrero y está muy embebida construyéndose como una gran potencia y por tanto es necesario guardar distancias, apelando a la consciencia de clase, las organizaciones obreras deberían organizar una conferencia internacional de sindicatos obreros para valorar como lograr la socialización de la banca, para lograr la socialización de la gran industria químico-farmaceútica, tomando en consideración el trabajo que el comité por la abolición de las deudas ilegitimas ha realizado durante una serie de años, eso le daría a las organizaciones obreras el peso político y la independencia de los gobiernos necesaria para hablar en nombre de la clase trabajadora mundial.

Y ¿Qué sería de la internacional del Varoufakis y Chomski? Les debe haber pillado a contrapie porque hasta la fecha su silencio lo es de veras. ¿Será la internacional cuatro y media? ¿Cuatro y tres cuarto?

jmrmesas

veinte de mayo de dos mil veinte

ELGDCeAEMDPMDMO

Posted in Uncategorized on mayo 16, 2020 by jmrmesas

ELGDCeAEMDPMDMO

EL TITULO ES MUY LARGO Y LO HE COMPRIMIDO PONIENDO LA

INICIAL DE CADA PALABRA

AHORA SE VERA QUE NO ES NINGUNA TONTERIA SINO QUE TIENE

UN SIGNIFICADO MUY CLARO

es la guerra de clases de clases ESTUPIDOS a escala macro dirigida por micro dirigentes micro organizados

Como es posible ver, el galimatías se entiende perfectamente y cobra el significado de lo que está sucediendo en todo en mundo en este momento.

Si el barrio más rico de Madríd sale a la calle debe ser tomado como exponente internacional de la guerra de clases —que se agudizará a escala, a la misma escala que la pandemia, es decir, mundialmente—, impulsado rastreramente (subrepticiamente) por el comportamiento desleal de dirigentes como Aznar, camino de Marbella y el runner Rajoy, y políticos de menor calado del partido popular y de vox (que no quieren ningún pacto de ninguna moncloa porque la apuesta es todo o nada) porque lo que les pide el cuerpo es |metafóricamente| fusilar al débil gobierno de coalición, que por una |meretriz| vez, que debe de servir de precedente, presta más atención a los paganos históricos de todas las crisis, de todas las guerras, de todas las calamidades, de todos los tiempos, así que, qué |cataplines| esperan las organizaciones de izquierdas, sus preclaros dirigentes y sus sindicatos para avisar a todos los trabajadores de la imperiosa necesidad de organizarse y estar listos porque están esperando la ocasión de volver a soltar el covid, que seguramente harían en una gran manifestación popular (lo han soltado en China con el rebrote), para dotarse de razones, y atacar al gobierno, sin ningún tipo de pudor.

Urge la organización popular internacional y sería necesario articular acciones y debates inteligentes pero rupturistas comunicando a los sindicalistas de la zona de Europa entre sí (evitar las direcciones oficiales es prudente), y también del, Magreb y Oriente Medio (incluida la izquierda de Israel), pero sobre todo, de las Américas, norte, sur, este y oeste a tomar acciones contra la economía consumista, contra la producción hecha con vista a la obsolescencia programada, contra un consumo desaforado y depredador que es la fuente de poder de las transnacionales, porque si personas de buena voluntad, como el señor Toussaint (un burgués prudente pero alarmado por la pandemia) demanda la socialización de la banca y las farmaceúticas, es que el momento es ahora, y no habrá un mañana, porque ese mañana lo dirigirán los peones de los banqueros, eberts y noskes que se embozan en todas las organizaciones obreras.

Ah, existe una organización internacional hecha por Varoufakis y Chomsky, y hasta sería posible que se pudiese utilizar para vehiculizar las comunicaciones.

Pongámonos las pilas que quieren venir a por nosotros, sin cortapisas. Macrón, en el París de la Francia, ya está limitando internet.

Este que lo es: caminante, no hay camino

jmrmesas

dieciséis de mayo de dos mil veinte

CAMBIANDO DE PARADIGMA

Posted in Uncategorized on mayo 14, 2020 by jmrmesas

CAMBIANDO DE PARADIGMA HISTÓRICO

Y YO

CON ESTOS PELOS

Caminante, no hay camino, se hace camino al andar

A principios del siglo xix (19) la población mundial era de mil millones de seres humanos (1 000 000 000 de habitantes).

150 años después, en 1950 el numero de habitantes en el mundo eran dos mil seiscientos millones (2 600 000 000).

Setenta años más tarde, es decir, ahora la población del mundo es de más de siete mil quinientos millones de personas (7 500 000 000).

Este crecimiento es exponencial y aproximadamente, en un tiempo muy corto y cercano, treinta y cinco años, que verán los que ahora rondan los treinta, la población habrá crecido en torno a los dieciséis mil millones de seres humanos (16 000 000 000).

Esto, para los amos del mundo tiene que causarles verdadero terror porque la placidez de su mundo de refinados placeres no tendrá lugar en este planeta y han puesto en marcha un plan para aliviar una situación catastrófica y calamitosa impulsada por su desmedida cruel y egoísta ambición.

Si los océanos están siendo contaminados y el entorno natural se pudre por la falta de cuidados que las grandes empresas contaminadoras estaban y están tratando al planeta, no es de extrañar que los que tienen en sus manos todos los controles hayan decidido poner remedio como acostumbran, echando mano de la ciencia y la tecnología para acabar con el excedente humano, por ejemplo Hirosima mon amour, Nagasaki jodete, ah no, perdón, era Lucrecia, jodete.

Tal es la distancia sideral que existe entre los amos del mundo, el complejo militar industrial en estrecha relación con las otras élites y los ciudadanos corrientes que es como si esa distancia saliera del mundo que conocemos para saltar a otro mundo en otra dimensión desconocida. ¿Es extraño que crean que pueden diseñar un mundo a su medida? Desde luego que no. Lo que está sucediendo no es una improvisación. No es un atentado terrorista que implica muy poca preparación, y como bien se sabe, si conviene atenuar sus efectos, se avisa a los servicios secretos del lugar donde se pretenda limitar la matanza. Es todavía más terrible pues es un experimento social, hecho por las élites.

Algo como la voladura controlada de las torres del WTC no puede pasar desapercibido para ninguna policía y menos para los servicios secretos pues la preparación implica tiempos discontinuos, dineros, complicidades, muchas complicidades y los ciudadanos estadounidenses deberían preguntar y preguntarse ¿Cómo es que los costosos presupuestos policiales no pudieron evitar la matanza?, deben exigir a sus intelectuales y dirigentes sociales reflexionar sobre ello, porque se hizo invocando su nombre, el de ellos, en vano, a beneficio de su élite.

No. El covid 19 no es un calentón apresurado tiene que ser de parte de un meditado plan que los diseñadores, conocedores de la periodicidad de las crisis económicas en un sistema, que tiende a la centralización y se mantiene artificialmente separado queriendo anular a la competencia, ¿se acuerdan del informe de la universidad de Zurich? ¿Y qué me dicen de los organismos internacionales como el Banco de Pagos Internacionales?, son ejemplos de la tendencia natural del modo de producción. Se entiende que esa reducción forzada, necesariamente de como resultado una sucesión de crisis económicas que cada vez serán más amplias porque afectarán cada vez más a aspectos más diversos. ¿Cuanto más soportara el mundo la dictadura de un mercado hiperconectado con limitadas posibilidades para la especulación?

Por eso, creadas las condiciones propicias por los diseñadores, sabedores de eunuquización de la intelligentsia euroasiatica y parte del extranjero (es evidente que me estoy cachondeando cuando sesudos intelectuales de todo los colores les falta valor para mirar la realidad a la cara, y no paran de marear la perdiz. Reír para no llorar) y la completa inopia en la que las organizaciones de clases mantienen en sus bases, debieron pensar, ¿qué puede salir mal?, tate.

En esto, que estando investigando en la forma de reducir costes en el almacenamiento de datos, pues la digitalización del naciente mundo virtual demanda mucho espacio (otro aparte: ahora se quiere hacer todo tele, teletrabajo, teleprueba, mucha teleactividad que controlan empresas privadas incontroladas. No es hora de que semejante flujo de datos estuviera controlado por una dirección internacional independiente, responsable ante naciones unidas, por ejemplo), continuo mi royo, serendipitizaron, o estaban detrás del afortunado hallazgo feliz, pues resultó que se podía prescindir de las costosas obleas de silicio, porque hallaron que elementos biológicos podían almacenar increíbles cantidades de datos y todavía más, que el adn podía ser modificado y diseñado a la carta, y lo que es más fabuloso aún, este proceso se había abaratado increiblemente y en el adn podía albergase el portador de un microchip biológico de tal modo que el individuo podría ser monitoreado constantemente ya que la vida genera la suficiente bioelectricidad como para alimentar los delicados hilos convenientemente dispuestos para tener, en todo momento control sobre la actividad del sujeto.

Estamos en presencia de un monstruoso experimento social hecho por los herederos intelectuales del tercer reich que los avisados dirigentes estadounidenses de aquella época encubrieron con la operación papersclip. Se empieza a entender que un experimento como este ha tenido un largo cultivo porque en el Estado profundo incontrolado pueden albergarse concepciones nocivas y secretas a la espera de la ocasión propicia. ¿Se empieza a entender las prisas por la vacuna?

Todo no está perdido, y si hay una alternativa real está se hará viable o a la humanidad no le quedará más remedio que ajo y agua. Reír para no llorar o sencillamente hacer un corte de mangas y pasar olímpicamente del asunto, cuando se hace todo lo que se puede hacer desde un agujero.

Veamos que dijo el ciego. Las rentas del trabajo y las rentas del capital nunca pueden tener un trato ni igual ni paralelo. El cambio significa un salto cualitativo del desarrollo desigual y combinado y ese salto implica un cambio de paradigma en el que el poder cambia de clase, y el ejemplo lo ilustra el desarrollo de la Unión Europea, de un lado, y del otro, los EEUU, y abundando, en cierto modo, también lo demostró la extinta URSS y el COMECON, pero como la discusión teórica la controlaban los burócratas, y ser disidente era ser reducido al ostracismo, pues nunca se debatió.

Lo plantearé haciendo uso de los reclamos actuales. Ahora, después de la pasada crisis de 2008 existe una exigencia social, que cumplirla demanda lo que acabo de decir. Socialmente se esta reclamando, que en esta crisis no se deje a nadie atrás, es la antigua consigna del desarrollo desigual y combinado y el salto implica tomar en consideracion las admoniciones de Eric Toussaint sobre la socialización de la banca y las farmacéuticas, de la expropiación sin indemnización para los grande propietarios, mientras que para los pequeños habría compensaciones pues en relación al ejemplo de la Unión Europea, la decisión llegó hasta el límite que era posible para los ricos burgueses europeos: la creación de una moneda común, el EURO, y continuar avanzando en ese camino implicaba tener una hacienda y una fiscalidad común, y aún más, un gobierno común con instituciones representativas, y todavía más, lograr acuerdos tendentes a la unión con el entorno natural, Asia (Rusia es Europa) y el entorno natural e histórico de Europa que es Oriente Medio y el Magreb aunque contemplando el proceso a más distancia debería y tendría que haber diversas combinaciones que resultaran más provechosas para el conjunto humano.

Item más. ¿Saben los ciudadanos del mundo que se ha creado una internacional apadrinada por DIEM25? Y, ¿qué dice la internacional nueva sobre esta crisis económica y de la pandemíca pandemia? Conste que aunque no es mi internacional, considero positiva que haya una voz que desentone del común aullido mediático, pero deben decir algo porque si no dicen nada, obviamente nadie oirá nada.

Para acabar puedo decir y digo que tengo 78 años (es posible que los cumpla, o no –pedorreta–), nunca me he vacunado de la gripe y no me vacunaré del covid 19. No iré en ninguna candidatura, ni busco ningún chiringuito y vivo de alquiler con mi pensión de jubilación porque la banca me quito la casa así que, poneos las pilas de una puta vez y a por ellos, que ellos vienen a por nosotros.

jmrmesas

catorce de mayo de dos mil veinte

coherencia

Posted in Uncategorized on mayo 6, 2020 by jmrmesas

COHERENCIA Y SUPERESTRUCTURA

Se está poniendo mucho, muchísimo interés en hacer responsable de la crisis económica al virus que ha producido una pandemia global. Todos los medios, todos los muy poderosos medios que forman la poderosa constelación formadora y conformadora de la opinión pública y publicada se esfuerzan en querer demostrar que la pandemia ha ocasionado la profunda crisis económica cuando es radicalmente falsa puesto que hay una tesis económica que sostiene que la crisis es anterior a la pandemia, que todavía no ha manifestado su destructivo poder porque más de 30 millones de empleos perdidos solo en los EEUU, es solo la décima parte de la cantidad que según la OIT – Organización Internacional del Trabajo – se estima que será la cantidad de empleos perdidos en todo el mundo, más de 300 millones de puestos de trabajo.

Esta especie no puede prosperar solo porque sea falsa, o con más precisión, que se hayan invertido sus términos, sino porque aclarar su correcto planteamiento cortará la posibilidad de que se vuelva a repetir porque habrá quedado claramente establecida la necesidad del sistema de haberse visto obligado a recurrir a una excusa para justificar la crisis económica.

Esta especie no puede prosperar porque amenaza directamente la vida de la humanidad tal y como se ha desarrollado hasta hoy porque los tanques de pensamiento – organizaciones financiadas por las potentes corporaciones – que han concebido esta monstruosa acción tienen claro que el sistema no puede seguir funcionando como lo ha hecho hasta ahora, y forzosamente, la premisa les llevaría a la conclusión de tener que concebir planes futuros tendentes a imaginar que hacer con la humanidad, a la cual deberían poder controlar.

Leyendo la prensa internacional a la que se puede acceder sin estar suscrito he podido deducir lo oscuro que le parece a todos la explosión de la pandemia, así como que se empieza a tomar distancias situándose cada cual en un lado del cuadrilátero y aunque en una esquina hay algunos, con EEUU fijándose en China, en la esquina opuesta hay una mayoría que da vueltas y busca recovecos para no mirar en la dirección de ninguna superpotencia del bien a la espera de un oponente. Nadie quiere problemas porque se asume que la pandemía se aplacará aunque una mayoría de esa prensa internacional asume que habrá rebrotes, lo que implica que los dueños de los covid 19 podrán dejarlos escapar, cuando convenga, porque no es la letalidad del virus el problema sino la decisión no aclarada de saber como se ha producido el escape.

Mi planteamiento es muy escueto aunque elocuente pese a su simplicidad. Me permitiré, de nuevo, volver a plantearlo. Desde el final de la SGM el mundo se configuró de acuerdo con los criterios que fijó EEUU con el consentimiento de todos los socios europeos y de otros países a excepción de la desaparecida URSS que mantenía sus posiciones no siempre coincidentes. El mundo así configurado se dotó de los instrumentos políticos y de las instituciones necesarias para echarse a rodar por el camino trazado a la conveniencia de la potencia hegemónica, que además terminó de imponer una unidad de cuenta, el dólar, para todas las transacciones comerciales. Durante más de medio siglo el mundo ha caminado por esa senda marcada y ahora se están viendo las consecuencias, que pueden ser denominadas sin paliativos como desastrosas.

Nadie como Estados Unidos es más consciente de no poderse presentar, de nuevo ante el mundo exhibiendo una nueva crisis económica cuando todavía los efectos de la anterior estaban causando daño y por lo tanto necesitaba una excusa para presentarse ante el mundo cargando con un desastre de tal calibre, en todo el mundo y aún más, en su propio territorio, en su propio país, ante sus propios conciudadanos.

De tal calibre es el fracaso, que si tuviese que ser juzgado ateniéndose a los criterios recogidos en esa superestructura acrisolada, útil solo para aplicarla a los débiles, el veredicto tendría que ser de condena porque tenía todos los resortes en las manos para evitar la debacle del planeta y no hizo nada sino agravarla.

Había pues una crisis económica antes de la pandemia que necesitaba ser justificada, y no como se está presentando, hay una pandemia que acarrea una crisis económica.

Mi planteamiento es, esencialmente, correcto, aunque asumo abiertamente mi falta de autoridad y competencia para formularlo dado que soy un trabajador sin ninguna cualificación académica que avalen mis conclusiones y por tanto pueden, no solo ser desmontadas sino abiertamente ignoradas y despreciadas, pero no obstante, para el analista ecuánime que las evaluara encontraría coherencia en la formulación y congruencia con los acontecimientos que se han sucedido.

Siguiendo en este orden de ideas sí hay una persona con la cualificación y autoridad avalada por dos universidades que sí ha estudiado el funcionamiento del sistema y ha concluido que la crisis se hizo presente en los finales de 2018.

A esa persona le corresponde avalar y demostrar que la crisis era presente y real antes de la pandemia y a este documentado estudioso le debe de constar que todo su esfuerzo, todo el empeño de la organización de la que forma parte y dirección, el Comité pour l´abolition des dettes illegitimes está condenado a la irrelevancia si no se demuestra nada más y nada menos que ya existía esa profunda crisis antes de la pandemia.

Esa persona sí podría refrendar sus estudios sobre la crisis económica, solo sobre la crisis, demostrando que fue anterior a la letal pandemia que ocurrió después de la crisis. No le corresponde más, pero tampoco menos. Una conferencia internacional de economistas podría certificar que la crisis y su profundidad eran anteriores a la letal pandemia. No les correspondería más pero tampoco menos.

Se debe demostrar que existía la crisis y su profundidad porque no es posible pensar que un modo de producción con la capacidad de alterar con tantísima potencia a los factores que afectan a la vitalidad del único planeta habitable para la complejidad de la vida, puedan ser alterado solo a beneficio de aquellos que se han dotado de los poderosísimos medios que influyen en el hábitat común. Eso lo saben los muy bien financiados thinktank, capaces de imaginar la posibilidad de “dotar” a las generaciones futuras con micro chips implantados al nacer decidiendo la vida a capricho porque los replicantes, ya están imaginados. La necesidad de haber tenido que justificar la crisis con una pandemia, los antecedentes de experimentos anteriores un sistema sin ninguno control está exhibiendo la facilidad de abrir las puertas a la experimentación con los seres humanos como si de cobayas se tratara, y estamos obligados a no permitir esa maldad.

jmrmesas

seis de mayo de dos mil veinte

UNA LARGA MARCHA

Posted in Uncategorized on mayo 3, 2020 by jmrmesas

UNA LARGA MARCHA

¿HACIA DONDE?

Vaya, vaya picaruelos. Os habéis colado en mi cubil. Ya me lo figuraba yo pero, ¿tomarme el pelo?, pues hasta me ha parecido diver. En fin, al lío, que no se cuanto tiempo me queda.

MANUAL DE INSTRUCCIONES

Pues resulta que se ha debido de perder, o lo mismo es que nunca tuvo. Igual igual, el que sustituya al que sustituya al que está agonizando va con manual, pero hasta aquí los modos de producción que se han sucedido en la historia han venido sin manual de operaciones, osea que en el comienzo del invento cada cual se apañaba con lo que tenía a mano. El ingenio humano fue mejorando la herramienta y cada cual en su tarea fue afinando y así se han ido sucediendo desde los tiempos remotos hasta hoy. Cada cual en su oficio. Y los oficios más favorecidos han sido los más alejados del día a día, pero las legiones de oficiantes de lo cotidiano, los que creaban y crean la riqueza, los vinculados a la rutina diaria, para esos creadores de riqueza, la vida siempre era la misma, aunque esta cambiaba imperceptiblemente con cada jornada, sin que ese cambio fuese percibido. Todo parecía como siempre, pero nada era como antes. Esta contradicción es determinante porque permite a la élite operar, dirigir, mandar, legislar, juzgar, gobernar, medrar.

La crisis económica es muy profunda, particularmente profunda en EEUU que deslocalizó una colección de corporaciones consideradas de segundo nivel. Todos los que se dedican al asesoramiento financiero convienen en admitir que deberá haber cambios en la economía, y aunque esta es una opinión concreta, que el autor avisa que debe tomarse con criterios educativos, me resulta interesante porque los juicios que vierte pueden ser compartido por una amplia variedad de expertos aunque cada cual lo interprete desde ópticas distintas. Que la capacidad de resistencia económica de un amplio sector de familias de EEUU –también de Europa, y no digamos de países con recursos más limitados– no podrán aguantar esta crisis es una evidencia inocultable. Que la quiebra de la confianza de la sociedad USA –también de Europa y más allá – en el sistemas no se recuperará de un día para otro, porque más de 30 millones de empleos perdidos en unas semanas no se recuperarán en el mismo tiempo es una obviedad, que no podrá ser disimulada por mucho cuento que se le eche. Este experto vaticina años, y dependiendo de conceptos, décadas. Décadas de sufrimientos sin opción de mejorar. Que la quiebra de confianza en el banco central, la Fed, creará resentimiento porque ha rescatado a las grandes empresas y no a las familias o pequeñas empresas apalancadas es igualmente una suposición fundada que levantará oleadas de indignación. La pregunta que debemos hacernos es…

¿QUÉ CONCLUSIONES DEBEMOS SACAR?

El desarrollo desigual y combinado, una premisa correcta, porque en el inicio de la industrialización era una evidencia funcional, terminó siendo utilizada para evitar entrar en la interpretación de la necesidad del internacionalismo para que la diferencia económica entre sociedades no supusiera, no terminara ocasionando una separación de los trabajadores en categorías diferentes que desuniera a la clase trabajadora, porque eso fue lo que hizo fracasar las votaciones de los créditos de guerra en Alemania y Francia.

Finalmente se canalizó para justificar la construcción del socialismo en un solo país –que tan desfavorables resultados trajo a la URSS–, invocando la coexistencia pacífica que aseguraba el dominio de la burocracia, que estaba por encima de la clase obrera, por encima de la sociedad soviética cohibida, minimizada, ha demostrado por vía de hechos la actualización de las fuerzas productivas en los países industrializados, solo que sin consciencia de ser la misma clase obrera, porque el cierre patronal encubierto con el virus del covid 19 ha conseguido mantener la economía funcionando a medio gas mientras actualizaba y sigue actualizando sus balances, como primera medida.

Ha conseguido disciplinar a la ciudadanía, al pueblo trabajador, reduciendo su movilidad y atemorizándolo con el resurgimiento del virus “que puede evolucionar para ser menos letal, porque quiere hospedarse en un ser vivo, no matarle”, que supone una amenaza constante, una espada de Damocles, siempre pendiente de un fino hilo, en segundo lugar.

Ha conseguido una silenciosa proeza bélica sin disparar balas de plomo aunque sí biológicas porque la difusión del virus ha sido una operación militar de precisión, en tercer lugar.

En lo tocante a España, el virus ha golpeado con crudeza a Madrid, sede del gobierno del Estado, un gobierno que no gusta a la derecha, que tuvo roces con Trump, a cuenta de las exportaciones agrícolas y Barcelona, sede del gobierno municipal de unidad popular, mientras en Andalucía ha sido más benévolo, lo que a mi modo de ver, supone intención calculada.

Es decir, existe una homogeneización social, cultural y económica que demandan criterios de funcionamiento económicos capaces de hacer que las fuerzas productivas se combinen de otro modo para que estas cumplan otros criterios diferentes de los de un mercado hiperconectado, sin campo para operaciones autónomas que justifiquen un remedo de competencia cuando la hiperconexión anticipa todas la posibilidades de la competencia. Solo queda la especulación económica, algo menos lógico y por tanto más caro de predecir. Por tanto, tendente a volver a reproducir el esquema de crisis sistémica que acompañará al modo de producción mercantil en su etapa decadente y monopolista. ¿Se está tomando nota? ¿Se percibe la causa objetiva? Mo no po lis ta. Es decir, la inversa objetiva de la privatización, que objetivamente supones diversidad, luego si el sistema tiende, objetivamente a la centralización, a la planificación monopolista se está produciendo una contradicción, que objetivamente tiene tendencia a reducir la producción, por tanto dificultando el crecimiento de las fuerzas productivas que forzosamente han de recluirse en la producción de armas de destrucción masivas, entre las que se hallan, en esa maldita panoplia la sección de las NBQ, y las más recientes de la ciberguerra.

La sociedad no se plantea nunca problemas que no pueda resolver. Esta música seguro que le suena a más de un avisado estudioso, luego si de alguna manera se está planteando el problema quiere decirse que existen medios objetivos para solucionarlo, aunque la solución exige concreciones y voluntad política de abordar los inconvenientes derivados de una serie de variables de difícil calibración ya que afecta a los límites geográficos de los Estados nacionales, y eso exige de la izquierda realmente existente, a escala macro y micro cooperación, colaboración, solidaridad y empatía, para soldar una clase obrera desorganizada, desinternacionalizada porque la coherencia de la socialdemocracia, donde residía el marxismo organizado, se llenó de bernsteins, eberts, noskes y otros carreristas y perdió esa coherencia por dos guerras mundiales llevadas a cabo en el territorio de Europa, ¿Extraña que Europa no resulte fiable para los europeos de América del norte? Que la élite no lleve el agua a su dios medrante molino dependerá de la voluntad política de discutir los criterios objetivos deducibles de los acontecimientos, actuales y menos actuales, pero nunca prescindibles.

En términos populares esta contradicción se expresa diciendo que somos el 99 por ciento que labora para un uno por ciento. Esta es la contradicción que obliga enfrentar las penalidades a la mayoría social porque objetivamente todo lo que supondría beneficio y armonía para un planeta que ha producido una especie inteligente, esta sigue comportándose –no obstante– con criterios primitivos porque la élite, que en la división social del trabajo se ha visto liberada de las tareas cotidianas se dispuso a medrar por encima de todo.

Por encima de todo y a cualquier precio se inventó una superestructura que favorecía lo individual sobre lo colectivo, magnificándolo hasta el extremo de crear héroes, príncipes, reyes, sultanes, profetas, califas, dioses y tribunos, arte y literatura, mitos y leyendas, poesía y música, pintura y escultura, que glorificaba al héroe, al individuo, mientras la gleba, el pueblo llano, el que estaba y está ligado a la rutina, que es la que produce los cambios imperceptibles, pero que es la que terminan generando contradicciones imparables que empujan a cambios que varían el curso de la historia no hacía otra cosa que trabajar, crear riqueza, que siempre la atesora una minoría. Los impuestos siempre los ha pagado el pueblo llano, incluidos los tributos que el señor feudal pagaba al soberano y es hora de cambiar porque la riqueza producida en común debe tener y tendrá a la humanidad como legitima propietaria.

¿QUE TENEMOS AQUÍ?

Aquí tenemos un trabajo objetivo realizado con rigor intelectual por un documentado analista que ha examinado las finanzas del capital financiero, que coincide con el de otros analistas económicos menos conocidos pero que desde diferentes perspectivas sabían de la existencia de la profunda crisis económica, antes de la pandemía. Todo el trabajo del Comité pour l´abulition des dettes illégitimes, con el que no tengo ninguna vinculación salvo la de leer los textos que ha emitido el señor Toussaint, que llamó mi atención por el hecho de proponer la expropiación de los banqueros y la socialización de los bancos, palabras gruesas nada habitual en la prensa escrita de mano de un profesional documentado, no como yo, un currante “resentido”, latoso y viejo, está destinado al desprestigio si se cuela la especie que se empieza a dictar diciendo que la pandemia ha sido la causante de la crisis y no al revés. Es la crisis la creadora de la pandemia, y mientras que los avisados estudiosos de todas las disciplinas no expongan claramente este hecho, el mundo estará en manos de mafiosos con poderes NBQ.

Aquí también tenemos un gobierno canijo, plural, como la propia sociedad, cacofónico, encogido y temeroso por tener que cuidar de no pisar el terreno minado porque los poderes fácticos no paran de sembrar minas. Su poder reside en la capacidad de comunicar, que no prodiga, y el el temor de llevar a la calle, con orden y concierto un debate sobre qué sociedad queremos. Los ciudadanos expresan con claridad que quieren una sanidad pública, y eso tiene unos costes inocultables, que hay que abordar, pero no puede haber sanidad pública sin una enseñanza pública de calidad, capaz de formar ciudadanos con criterio.

jmrmesas

tres de mayo de dos mil veinte

Atrévete y pásalo

INHUMANO QUIERE DECIR MONSTRUOSO

Posted in Uncategorized on abril 29, 2020 by jmrmesas

INHUMANO QUIERE DECIR MONSTRUOSO

No creo que mi diatriba contra los economistas marxistas e intelectuales comprensivos haya sido la mejor manera de discrepar, aunque me indignan las explicaciones económicas políticamente correctas, para no desentonar del discurso oficial desestimando la mención al crecimiento continuo de las fuerzas productivas, que en Marx era una constante y que, modestamente creo que con esta mención pretendía avisar al militante a entender el significado del constante cambio, los constantes cambios del fluir de la historia, que introduce contradicciones en ese fluir de los acontecimientos porque las contradicciones no permanecen tal cual, ya que las más determinantes provocan cambios irreversibles, como otras menos importantes desaparecen o son integrables. Es el materialismo histórico, es decir el fluido constante de los cambios en la historia que ha impulsado a los marxistas a no dejarse arrastrar por ella sino, primero a entenderlas y luego, a renglón seguido luchar por orientarlas, conducirlas, en ultima instancia, controlarlas, para no ser objetos a merced de una naturaleza inhóspita, pues ahí radica la visión materialista del proceso histórico, querer controlar el destino del ser humano, sacándolo de la superstición mágica, que es en donde me quiero apoyar para intentar explicar lo que ocurre.

Me indigna la comprensión de los marxistas, de los intelectuales comprensivos que reducen el marxismo a un discurso económico, desproveyéndolo de su raíz transformadora, por eso cuando digo comprensivo, en realidad quiero decir, deshonesto y cobarde, porque no se atreven a vislumbrar un mundo futuro regido por normas acordes con los avances de la ciencia y la tecnología, o desde otro ángulo, capaces de revisar la superestructura del mundo actual, al fin y al cabo, relaciones de producción cristalizadas, sacralizadas, congeladas en un tiempo pasado en el que preguntarse por qué, era delito contra todo lo sagrado, es decir, apuntar al poder como causante de las desgracias que afligen a los débiles mortales y que permiten al poder hacer mangas de capirotes.

LA PANDEMIA NO ES UNA IMPROVISACIÓN

¿Es posible que la pandemia haya sido un desliz, un descuido? ¿Una improvisación?, ¿algo forzado por la crisis económica? Digo forzado, porque al principio de la crisis, al principio de los casos de contagios en Wuhan, en China, creí que podía ser una acción puntual de USA para poner a la economía china en posición de saludo. Había que parar el duelo de aranceles que estaba descolocando a Trump, y creí que podía haber tomado esa alternativa, pero al extenderse a lugares tan diversos se ha ido abriendo mi perspectiva, llegando a la conclusión de que tal acción ha sido meditada, debatida y asumida porque forma parte de un plan a más largo plazo, un plan sin futuro, desesperado que, prácticamente no depende de un presidente cuestionado que ha salido de un impeachment porque está al final de su mandato y porque la situación internacional desaconsejaba la medida.

Creo que cuando en determinados ambientes se ha discutido de la exposición de la humanidad a la vulnerabilidad de una posible pandemia se estaba anunciando la decisión de hacerla, y de repente toda una serie de acontecimientos ha ido encajando en el puzle mundial. Es una verdadera tragedia para la sociedad de nuestros días la obcecación de mirar solo el entorno próximo, solo el entorno más cercano cuando la vida, en nuestros días, depende de unas relaciones internacionales, necesarias, complejas, dinámicas que están en muy pocas manos, con mucho poder y sin ningún control, o muy reducido control — y no me refiero a los gobiernos — pues me estoy refiriendo a las transnacionales y banqueros, a lo que se entiende por el Estado profundo.

No, la pandemía no es una improvisación. Culmina una serie de provocaciones del complejo militar industrial y que por intrincados procedimientos – que no han tenido la amabilidad de contarme – se le ha ido tomando el pulso al mundo con acciones como el incendio de la amazonia, o los incendios australianos, hasta culminar en la pandemia.

Pero la pandemía tiene como objetivo Europa, más concretamente, bajar los humos de la avanzada sociedad europea que no obstante la pobreza ideológica de sus organizaciones obreras, y cuando digo obreras, me estoy refiriendo a sus partidos y sindicatos de clase, que hasta este momento guardan un silencio atronador fruto de su falta de política independiente, no han dicho nada de nada. Esta es la razón de la pandemía. Debilitar las luchas populares y contra estas acciones se ha dirigido la pandemia, porque era imposible declarar abiertamente una crisis económica cuando a pesar de todos los esfuerzos en cantar que la de 2008 pasada estaba superada, no se podía presentar la que aún no se han atrevido a presentar, porque esperan la vuelta al trabajo para echarle la culpa a la enfermedad y entonces reducir salarios, alargar jornadas, recortar más, ¿o que creéis que entienden ellos por levantar la economía? por eso yo digo que esta crisis y su necesidad de asesinar a más de 200 000 personas con una pandemia cultivada, es el fracaso del complejo militar industrial, que ha tenido el apoyo cómplice de los burgueses europeos y del resto del mundo, que ha tenido su moneda como medida de valor universal, que ha construido sus organizaciones, sus instituciones, y que ha terminado pudriendo el mundo porque su voracidad de poseer y destruir es el ADN que le hace funcionar, pero el capitalismo ha llegado hasta aquí, hasta su madurez tras más de 500 años y sería inhumano estabilizarlo, ¿porque cómo se puede estabilizar algo que para estabilizarse necesita desestabilizar más de 200 000 vidas? como pretendía Varoufakis en mayo de 2013 con la bendición actual de Chomsky. Ya entonces hice un apunte, este, en el que discrepaba del autor de las tesis erradas, porque ya, en aquel momento era monstruoso el capitalismo. Hoy es insoportablemente monstruoso, su estructura económica, sus relaciones de producción tienen que ser modificadas para acoger a un nuevo modo de producción al servicio de las necesidades de la humanidad, de la naturaleza y si no es así es monstruoso, inhumano.

La pandemia ha sido dirigida contra Europa, aunque la prensa mundial pone el foco en Estados Unidos, cuando la realidad es que Estados Unidos se ve en esa tesitura por la estupidez de su presidente, evidenciando que la pandemia fue decidida por el Estado profundo que es el complejo militar industrial, que a pesar de haber avisado delicadamente al presidente, este no fue capaz de entender el mensaje, pero los datos lo dicen todo. En EEUU el numero de contagiados es de 988 189 y el numero de fallecidos es de más de 56 000. La ciudad más internacional, Nueva York el numero de fallecidos, en su mayoría negros son más de 17 000 personas.

En Europa, solo en tres naciones del sur el numero de muertos supera a Estados unidos, estos tres países son Italia, España, Francia y arrojan 74.092 fallecidos. El numero de contagios es de 594.799 personas solo en estos tres países. Y sin embargo se disimula la mortandad. Toda la prensa mundial pone el foco en Estados Unidos, y ningún intelectual, ningún pensador advierte la sangría y el debilitamiento buscado por el capital financiero, contra Europa. En diez países de Europa el numero de contagios es de 1.045 724 y el de fallecidos es de 115.668. En estos países de los que he recogido datos no todos son de la Unión Europea, son Italia, España, Francia, Bélgica, Alemania, Reino Unido (otro que no entendió la sutileza del aviso), Holanda, Irlanda, Suecia y Suiza. No son todos los que están, ni están todos los que son, pues contándolos a todos, podría decirse que la pandemia es europea.

Es evidente que las instituciones de la Unión Europea están corroídas por el temor de sus burgueses a perder lo que nunca han tenido, pues son un apéndice infectado de sus im pares socios de la otra orilla del Atlántico, no tienen autonomía y han sido castigados por desobedecer, aunque a los aliados más fiables, el coronavirus solo les ha rozado. Una pequeña mordedura. Lo digo sin señalar porque les considero recuperables.

¿Y si la izquierda lanzara una ofensiva?, ¿y si la izquierda se planteara la unidad desde abajo? ¿Construir una Unión de Repúblicas Socialistas Democráticas? ¿Por qué no? ¿Vamos, otra vez a levantar un capitalismo financiero que traerá una nueva crisis, cada vez en menor tiempo, envuelta en cada vez más fallecidos-matados? Esta es la decadencia del capitalismo. Ayudemosle a desaparecer. Construyamos la nueva sociedad. La izquierda y yo con ella no quiere una sociedad muda. No quiere, ni yo tampoco, una sociedad asustada, cohibida. Una nueva sociedad tiene que poner en primer lugar la educación y la cultura, pues solo una sociedad culta hará imposible que un grupo de poder destruya más de 200 000 vidas para para ocultar su fallo monstruoso.

GRACIAS A USTED POR DEMOSTRA QUE LA ECONOMÍA

YA ERA UNA RUINA ANTES DE ARRUINAR

MAS DE 200 000 VIDAS

Cuanto más vueltas le doy a la relación entre la crisis económica y la pandemia más clara me parece la tesis de Eric Toussaint acerca de la independencia del momento económico y el contagio del virus, salvo que, dado que la crisis se produciría sí o sí era mejor enmascararla con el contagio. Por cierto señor Toussaint, estamos firmemente persuadidos de la inhumanidad macro y micro del FMI, y humildemente creo que su inteligencia sería mucho más útil y fructífera si retomara el hilo por la construcción del internacionalismo de los pueblos de Europa, que particularmente debería ser extendido a los pueblos del mundo, pero con todo y con ellos, considero que sería un paso adelante, y sobre todo, abundando en su propuesta por la nacionalización de los bancos, laboratorios químicos-farmacéuticos y empresas de seguros, algo con lo que no deberíamos permitir el infame mercadeo, según las causas que señala, fuerza mayor, estado de necesidad, etc., que dicen a las claras que este momento no es como otros tantos.

jmrmesas

veintinueve de abril de dos mil veinte